Sergio Busquets, cuarto jugador que alcanza los 600 partidos con el Barcelona

0
191

Sergio Busquets, titular en la alineación dispuesta por Ronald Koeman para enfrentar al Granada, disputa este sábado su partido oficial número 600 con el Barcelona, convirtiéndose en el cuarto futbolista, después de Xavi (767 encuentros), Lionel Messi (que este sábado sumará el 752) y Andrés Iniesta (674).

Integrante de una época ya legendaria, los seis primeros clasificados en la lista han sido o son compañeros de Busquets, ya que el quinto es Carles Puyol (593 partidos) y el sexto Gerard Piqué (553), siendo el octavo Víctor Valdés con 535 encuentros.

El mediocampista catalán, de 32 años y bajo contrato con el club azulgrana hasta junio de 2023, debutó en el primer equipo a las órdenes de Pep Guardiola, con quien ya había sido indiscutible en el filial, el 11 de septiembre de 2008 en un partido de Liga frente al Racing de Santander en el Camp Nou, que terminó con empate (1-1) y a partir del cual se fue ganando un puesto en los planes del técnico, robándole poco a poco protagonismo a Yaya Toure hasta provocar que el marfileño decidiera abandonar el club en el verano de 2010 para fichar por el Manchester City.

Hijo de Carlos Busquets, que fue portero del Barça entre 1989 y 1998, Sergio se incorporó al club azulgrana en 2005, en edad juvenil, y fue ascendiendo hasta que en mayo de 2007 Frank Rijkaard le dio la oportunidad de debutar con el primer equipo en la Copa Catalunya, aunque la siguiente temporada, aún con 19 años, la pasó en el Barça B, entrenado por Guardiola y convertido en una de las piezas clave del filial que ascendió a 2ª División B.

De esta forma Pep solventó llevarle a la pretemporada del primer equipo en el verano de 2008 y aunque la presencia de Xavi, Iniesta, Touré, Seidou Keita y Hleb daba a entender que tendría una presencia testimonial, el técnico le dio la alternativa en la segunda jornada de Liga y a partir de ahí y hasta el final de la temporada, que se cerró con el triplete, ya disputó 41 partidos, 31 de ellos como titular, que le catapultaron al plano.

Busquets fue la gran apuesta de Guardiola junto a Pedro o Piqué, debutando con la selección española en abril de 2009 y convirtiéndose ya en indiscutible a partir de la siguiente campaña, tanto en el club azulgrana como en el equipo nacional, siendo protagonista principal de los mejores éxitos de la historia tanto en el Barça como en el combinado español.

Desde entonces Sergio Busquets ha conquistado un total de 31 campeonatos de azulgrana: tres títulos de Champions League, ocho de Liga, tres Mundiales de Clubs, tres Supercopas de Europa, seis de Copa del Rey y ocho de Supercopa de España. Además del Mundial de 2010 y la Eurocopa de 2012 con la selección española.