Padre de Quioto lo busca a través de los medios; Romell le perdona a pesar de que lo abandonó

0
835

El padre de Romell Quioto, don Martín, buscó el canal HCH para transmitirle un mensaje al jugador hondureño y este luego habló para decir que no le guarda resentimiento, a pesar de que papá lo abandonó cuando tenía dos años de edad.

“Yo me aparté de su madre, pero no de él, tenía dos años él cuando me fui, yo le ayudaba, no en cantidad, ellos iban y venían. No les ayudaba mes a mes, yo soy pobre, pero cuando conseguía les daba”, relataba don Martín.

Contó por qué lo está buscando. “Hace un mes tuve un sueño con él, necesito hablar con él, me hizo reflexionar. Como padre lo que deseo es encontrarlo y que nos perdonemos, en esta vida no somos perfectos, lo que quiero es pedirle perdón, no he sido buen padre, nació con la corona de ser futbolista porque yo lo fui”, expresó.

Romell Quioto lo perdona

El jugador hondureño, Romell Quioto, al escuchar a su padre, también conversó con esta cadena televisiva para explicar lo ocurrido y relató lo siguiente.

“Uno debe entender que en la vida que las cosas no son así, está tratando de ponerme en mal, mi familia sabe cómo son las cosas, mi mamá es la que siempre ha estado conmigo, mis hermanos saben cómo ha sido en la historia y no es posible que ahora que estoy en una buena posición venga a decir ante los medios que me había olvidado del él”, contó.

Siguió diciendo “nunca estuvo en mi vida, estaba pequeño cuando se fue de la casa, no me acuerdo cuando se fue de la casa. Antes de que empezara a jugar profesionalmente me fui a Roatán un tiempo, estuve trabajando con una compañía, nosotros pegábamos el cielo, hacia la macilla para las paredes, luego de eso termine de trabajar ahí y me fui para donde él, tenía que aportar para la comida, él tenía más hijos que son mis hermanos”.

Quioto dice que no siente ningún resentimiento con su padre, que lo perdona y que está enfocado en su carrera.

“Tengo mi corazón limpio porque todo el tiempo he estado tranquilo, nunca le reproche nada, el hasta me corrió de su casa cuando estaba ahí, luego de eso seguí luchando por mi sueño, nunca se dignó en quererme ayudar, ni con un consejo, para siempre estuvo fue mi madre. Ella prefería mandarme 100 lempiras para que yo comiera en la ceiba, no es posible que venga a los medios a decir que me olvide de él”.

Quioto siguió relatando, “a mí nunca me ha hablado, no necesito nada de él, los padres lo buscan cuando uno está bien, así lo ocupa cuando uno no está bien, para que le den un consejo. Él cree que fue lo mejor que hizo, yo soy súper tranquilo, no soy un niño, hubiera hablado con uno de mis hermanos, sino que lo hace a través de los medios”.

Quioto sin dudarlo dijo que no tiene problema en perdonarlo, porque él está enfocado en su vida.

“Ya tengo 29 años, a los cuantos años salí de la casa cuando usted me corrió, usted le puede preguntar a Martincito, en la casa de él uno tenía que trabajar. Yo lo perdono, no tengo resentimiento con él. Estas son cosas que pasan, cuando uno es figura pública son cosas que resaltan, ya me tocara la pretemporada en el equipo”, finalizó.