En una decisión histórica, la NBA no hará controles de marihuana durante la próxima temporada

0
183

De cara a la temporada que comenzará el próximo 22 de diciembre, la NBA mantendrá la política implementada durante la burbuja de Orlando de no realizar controles aleatorios que tengan por objetivo detectar el consumo de marihuana. La decisión fue tomada en conjunto con la Asociación Nacional de Jugadores de Baloncesto.

Este hecho histórico fue anunciado en un comunicado firmado por Mike Bass, portavoz de la NBA. “Debido a las circunstancias inusuales en conjunción con la pandemia, hemos acordado con la NBPA suspender las pruebas aleatorias de marihuana para la temporada 2020-21 y enfocar nuestro programa de pruebas aleatorias en productos que mejoran el rendimiento y drogas de abuso”, sostiene el escrito.

La decisión de no realizar las pruebas que detecten esta sustancia está enmarcada por la situación sanitaria en torno a la pandemia de coronavirus. Las autoridades quieren evitar los contactos innecesarios. La experiencia de la burbuja de Orlando, en la que no hubo testeos y los jugadores estuvieron habilitados a fumar durante su aislamiento, fue muy positiva y por eso han extendido la medida.

Hasta el momento, la liga más importante de baloncesto en el mundo es la única de las grandes competencias de Norteamérica que mantiene dicha sustancia en la lista de las prohibidas. Algunas como la MLB y la NHL ya eliminaron los castigos por dar positivo en el consumo de esta.

Dentro de la burbuja de Orlando, que se preparó para el reinicio del torneo después del parate por coronavirus, se decidió, tras un acuerdo entre la liga y la Asociación de Jugadores, excluir las pruebas de marihuana dentro de los exámenes de dopaje. Por ahora, en el caso de dar positivo por THC a lo largo de tres estudios, la NBA suspendía con cinco partidos al jugador.

En los últimos años, muchos han sido los jugadores, entrenadores y hasta directivos que se han manifestado a favor del consumo de marihuana y en contra de las sanciones que se imponen desde la NBA. “Todos en mi equipo toman café cada día o salen a beber vino después de los partidos. La marihuana debería estar a ese nivel. No es dañina para nadie, simplemente ayuda y mejora las cosas. Creo que ni siquiera deberíamos estar hablando de esto”, dijo Kevin Durant en una entrevista que concedió al podcast All The Smoke.

Esta decisión de no realizar pruebas de marihuana es transitoria y se enmarca en el actual contexto de pandemia. Son muchos los jugadores y ex jugadores que confían en que se transforme en una política definitiva y que en la discusión del próximo convenio colectivo se elimine definitivamente al cannabis de la lista de sustancias prohibidas por la NBA.