Redacción – El final del partido entre 1º de Agosto – TP Mazembe, de ida de los cuartos de final de la Champions League africana (cuyo campeón jugará el Mundialito de Clubes) acabó en tragedia.

Cinco aficionados perdieron la vida fuera del estadio 11 de noviembre de Luanda, capital angoleña.

El Ministerio de Juventud y Deporte de Angola informó que entre los fallecidos se encontraban dos niños, de 10 y 12 años, a la par que informó que abriría una línea de investigación para averiguar las causas reales de la avalancha.

Además hubo 7 heridos que, afortunadamente, ya pudieron abandonar el hospital.El estadio estaba repleto, con 50.000 personas y la policía del país detuvo a ocho aficionados que generaron algunos disturbios tras el encuentro.

Además, los bomberos informaron de la caída de un espectador embriagado que fue trasladado a un hospital, donde su vida no corre peligro.

El club local hizo público un comunicado en el que anunciaba la muerte de “algunos espectadores”, lamentadolas.