Redacción – Yamaha sigue en caída libre y ni los test privados de MotoGP 2018, cuyo cupo ya han agotado, están pudiendo parar la hemorragia. La firma de los tres diapasones igualó este fin de semana en Misano su peor racha en la categoría reina, 22 carreras sin ganar, y lo peor es que no hay visos de que pueda cambiar el panorama en las seis carreras que restan para la finalización del presente campeonato de MotoGP.

“Que se hayan terminado los días de test no es que sea una desgracia si miramos lo que nos han traído a esos entrenamientos”, lanzaba un enfadado Valentino Rossi en el hospitality Movistar Yamaha este domingo. El hombre que le dio a Iwata su última victoria el pasado año en Assen acababa de firmar una de sus peores carreras en Misano, su circuito de casa y del que esperaba todo tras tener que causar baja en 2017 por una lesión en la pierna contraida días antes cuando preparaba la cita.

Que el hasta este domingo milagroso segundo clasificado terminara a la friolera de 19”086 del ganador Dovizioso, precisamente el hombre que lo ha desposeído de la segunda posición, fue un palo duro. Tampoco le fue mucho mejor a su compañero Maverick Viñales que aunque firmó un quinto, gracias a la caída in extremis de Lorenzo, llegó a 16”016.

Relató Il Dottore que “en las últimas tres temporadas comenzamos a un buen nivel, pero después, sufrimos por la parte técnica. Parece que Ducati y Honda evolucionan la moto más que Yamaha. Consigo más podios en la primera mitad de la temporada que en la segunda, y eso me pasa en los últimos tres años. No entiendo que aún sea tercero, es algo milagroso pero no veo cómo voy a poder mantener esa posición”, decía Rossi.

Yamaha igualó este domingo su peor racha negativa en la categoría reina que databa de la era 500cc e iba entre los triunfos del italiano Loris Capirossi en Eastern Creek en 1996 y del neozelandés Simon Crafar en Donington Park en 1998, las 15 citas de la temporada de 1997 y las siete primeras de 1998. El 25 de junio de 2017 Valentino Rossi sumó su última victoria Yamaha en el circuito de Assen y fue por 63 milésimas sobre Petrucci.

Desde entonces ha habido podios de Rossi (7), Viñales (6) y hasta de los satélite Zarco (4) y el ya retirado Folger (1), estos últimos con motos satélite. Quién más cerca ha estado de acabar la racha fue Maverick Viñales en Silverstone el pasado año que llegó a 114 milésimas del vencedor Dovizioso.

Maverick Viñales que fue uno de los mejores en los entrenamientos libres de Misano y se clasificó tercero para la parrilla del domingo luego se dio de bruces con la realidad cuando parecía que habían encontrado una mejoría en el test de agosto en el circuito. “Hacía tiempo que no me sentía tan bien como el viernes y el sábado, con agarre en la pista. Pero cuando no hay agarre es más de lo mismo. Rins y Crutchlow me adelantaron como si estuviera parado. El sábado era el contrario. Si hace un año me dicen que estaría 22 carreras sin ganar pensaría que me vacilan”.