Sergio Ramos recibe muchas ofertas, este sería el futuro del defensor español

0
496

Después de despedirse del Real Madrid, Sergio Ramos, dejó en claro que está abierto a escuchar ofertas para continuar con su carrera futbolística.

Tras descartar categóricamente al Barcelona y desestimar la oportunidad de volver a Sevilla, el futuro del experimentado defensor todavía parece incierto y, en medio de la danza de candidatos, desde Italia apuntaron que hay uno que está empezando a diagramar su propuesta.

Según La Gazzetta dello Sport, José Mourinho lo quiere para su Roma con la intención de crear un equipo competitivo de cara a la siguiente temporada.

Tal como informó el periódico italiano, Mourinho insiste en fichar a Sergio Ramos y para convencerlo centrarían su plan en las facilidades que podría tener para tributar en dicho país, mucho más flexibles que en España con el “Decreto Crescita”, que promueve un descuento del 50% sobre los impuestos para los sueldos de los jugadores extranjeros.

Además, podría utilizar la “Ley Beckham” italiana impuesta en 2017, en la que le permite tributar 100 mil euros para todas sus ganancias lejos de Italia, la misma con la que la Juventus habría convencido a Cristiano Ronaldo en 2018.

Estas facilidades económicas podrían ayudar a la Roma en su objetivo de contratar al referente español ya que lo que condiciona su fichaje es el tope salarial que maneja la institución capitalina. Según la información, la entidad podría pagarle 7,5 millones de euros anuales, lejos de los 12 que cobraba en el Real Madrid.

El entrenador portugués y el defensor español podrían reencontrarse después de ocho años y Ramos volvería a estar a sus órdenes como lo hizo durante la etapa de Mourinho en el banco del Real Madrid (2010-2013).

Durante las tres temporadas que compartieron en el cuadro merengue, el técnico luso y el central cosecharon una liga, una Copa del Rey y una Supercopa de España. “Solo un club top podrá contentar a Ramos y sus peticiones económicas”, aseguró el ex DT del Tottenham, que no baja los brazos a la hora de competir con clubes como el PSG, Manchester United o Manchester City.