Racing pegó primero en la llave contra Boca en los cuartos de la Copa Libertadores

0
127

Los primeros 45 minutos fueron de fútbol, pero parecieron de ajedréz. Tanto Racing como Boca se estudiaron, movieron fichas con demasiado cuidado y ni siquiera el paso del tiempo hizo que se soltaran por completo para animarse a atacar. Los planes de Miguel Russo y Sebastián Beccacece fueron diferentes, pero se parecieron demasiado.

La Academia manejó la pelota durante los primeros 35 minutos, pero careció de lucidéz en los últimos metros para lastimar a Esteban Andrada. Matías Rojas fue el armador del juego y los hombres que fueron por las bandas se hicieron cada vez más anchos, complicando a los extremos y defensores rivales.

El Xeneize, sin desordenarse, supo aguantar las embestidas del elenco albiceleste y durante los últimos 15′ del primer acto logró imponer toda su jerarquía. Sebastián Villa desbordó un par de veces por izquierda, Carlos Tevez entró más en acción y Boca terminó mejor parado que los de Avellaneda.

El entrenador Ruso movió el banco, le dio lugar a Franco Soldano y Mauro Zárate pero el equipo tampoco logró crecer en cuanto a volúmen de juego. Racing, que también aprovechó las modificaciones, tuvo un poco más la pelota pero tampoco generó demasiado como para marcar un tanto más. Soldano tuvo una clara debajo del arco, pero su remate se fue por encima del travesaño.

El tanteador no se movió más y el encuentro, que tuvo algunos fallos a favor de Boca que no fueron revisados por el VAR, fue para Racing. La Acadé se llevó el primer chico y el próximo miércoles se definirá todo en la Bombonera. Santos espera en semifinales.