Manchester City se divirtió y goleó al Norwich en la Premier League

0
320

Frente a un limitado Norwich, el City cazó pronto a su presa. Tarde tranquila en Manchester. Tres puntos importantes que fueron de la mano de la buena imagen que reclamaba Guardiola después de arrancar la temporada con algunos titubeos. Se estrenó Grealish como anotador en un choque que confirmó que brota la ilusión otra vez en el Etihad. Sin marcar, brilló Gabriel Jesus. El campeón quiere estar a la altura de quienes se postulan como candidatos a la Premier (5-0).

El City, diligente, fue indescifrable para el Norwich. Tuvo faena durante veinte minutos. Incansable en el esfuerzo por recuperar la pelota, frustró a su rival en cada intento por salir desde atrás. Mucho tiene que ver Gabriel Jesus, desplazado al lado derecho. A falta de gol, bueno es su empeño como extremo. El brasileño no renuncia a regatear ni a ir al espacio, bendito regalo para un City que castigó en un par de ocasiones la espalda de un flojo Giannoulis.

Los dos tantos del equipo de Guardiola en el primer tiempo fueron un calco. Dos internadas de Gabriel Jesus, siempre acertado en el movimiento. En la primera, su centro tenso acabó con una carambola traicionera para Krul, que anotó en propia el 1-0. En la segunda, Grealish puso la cara interna de la rodilla para un 2-0 que también tuvo su pizca de suerte. Entre uno y otro al City le anularon un gol de Ferran Torres por una zancadilla previa de Bernardo Silva, titular por sorpresa.

A poco más de una semana para que cierre el mercado, entendió Guardiola que esta era la mejor oportunidad para poner al portugués en el escaparate. No fue su mejor partido, discreto en un contexto en el que el City tampoco tuvo que exigirse más de la cuenta. Todo fue sobre ruedas. La sentencia la puso Laporte tras un saque de esquina. Otro desafortunado rebote de la zaga del Norwich sirvió como preludio del remate del ex del Athletic, con instinto en el área chica.

La Eurocopa recuperó la mejor cara de Sterling, dispuesto a prolongar su racha esta temporada. El futbolista inglés entró y diez minutos le bastaron para sumarse a la fiesta del City. Otra jugada trazada con escuadra y cartabón. El Norwich no aprendió en ningún momento, condenado por sus propios errores: Walker filtró un balón al espacio para que Gabriel Jesus, disfrazado de asistente, cediera el honor del 4-0 a su compañero. Marcador a la altura del juego.

Mahrez puso el broche al triunfo. Entró el argelino como invitado de lujo y tampoco tardó demasiado en dejar su huella. Otro futbolista con duende, irremplazable para Guardiola. Se desmarcó con astucia para controlar un buen pase de Rúben Dias y definió con calidad a la base del palo. El City empieza a sumar en Inglaterra, pero más allá de los puntos se reencuentra con una buena versión. La que demandaba Pep en la antesala del encuentro.