Redacción – Frank de Boer fue despedido por el Inter de Milan después de menos de tres meses en el puesto. Duró sólo cuatro juegos de la Premier League con el Crystal Palace.

Ahora, después de ese par de experiencias breves en el banquillo, De Boer tiene la oportunidad de revivir su carrera con los ampliamente populares campeones de la Major League Soccer.

El incondicional veterano de la selección holandesa dirigirá al Atlanta United, que ganó el título de la MLS en su segunda temporada y batió numerosos récords de asistencia.

De Boer dijo que es una oportunidad de redención, mientras enfatiza que sus posibilidades de éxito son mucho mayores en Atlanta.

“Por supuesto, tienes que aprender de tus errores, pero también sobre organizaciones que no son buenas y no están organizadas y estructuradas como Atlanta United”, dijo el lunes durante una conferencia de prensa en el centro de entrenamiento del equipo.

De sus dos empleos anteriores, De Boer agregó: “No hubo cohesión entre todos los departamentos. Todo estaba separado. Ahora, tenemos la sensación de ‘OK, no tengo que buscar el cadáver en el armario o detrás del armario’. Todo está muy claro y estructurado”.

Representó a su país 112 veces en el terreno, destacándose por un gran pase de 60 yardas que marcó el gol de la victoria de Dennis Bergkamp contra Argentina en los últimos minutos de los cuartos de final de la Copa Mundial de 1998. De Boer comenzó a entrenar después de que terminó su carrera como jugador, lo que llevó al Ajax holandés a un récord de cuatro títulos consecutivos en Eredivisie.

Al hacerse cargo del Inter en 2016, De Boer no logró igualar el éxito que tuvo en su país natal. El club italiano tuvo problemas tanto en la Serie A como en la Europa League, lo que lo llevó a su despido el 1 de noviembre, con el club ubicado en el puesto número 12.

Su mandato duró apenas 85 días.

El verano siguiente, De Boer fue contratado por Crystal Palace. A pesar de las modestas expectativas: el equipo venía de una posición número 15 en la temporada anterior, terminando solo cinco puntos por encima de la zona de descenso, el entrenador fue despedido rápidamente después de que Crystal se convirtiera en el primer equipo en 93 años en perder sus primeros cuatro partidos en el máximo circuito sin anotar un gol.

Atlanta United se encuentra en una posición muy diferente, ya que se ha convertido rápidamente en la franquicia insignia de la MLS dentro y fuera del campo. El equipo tiene una estructura de poder clara, liderada por el propietario Arthur Blank, el presidente del equipo, Darren Eales, y el director técnico, Carlos Bocanegra, una configuración que resultó atractiva para De Boer.

“Para mí, eso es mucho más fácil”, dijo. “Las cinco temporadas y media en las que trabajé para el Ajax como entrenador… me costó menos energía que los ocho meses en el Inter y el Crystal Palace. Ya estaba empezando a tener canas”.

En dos años como entrenador de United, Tata Martino inculcó un estilo de juego de ataque que fue un gran éxito entre los fanáticos y un gran éxito en el campo, y emocionó a la ciudad al apoderarse del campeonato de MLS en diciembre. Martino renunció para asumir el cargo de entrenador de México.