El fisicoculturista más alto del mundo contó detalles de su dieta: consume 6.400 calorías por día

0
41

Más que una disciplina, el fisicoculturismo es un estilo de vida, ya que quienes lo practican deben adaptar sus costumbres y hábitos a los cuerpos que pretenden conseguir. Este es el caso de Jamie Christian Johal, uno de los más populares en el ambiente, quien esta semana brindó una entrevista para contar cómo es que se prepara para volver a competir y lo costoso que resulta el régimen que lleva adelante.

El británico es el fisicoculturista más alto del mundo, con casi dos metros de altura, y su objetivo es poder superar los 136 kilogramos para el próximo evento. Con ese objetivo ha comenzado una estricta dieta de 6.400 calorías por día, el triple de la cantidad recomendada para un adulto, y en diálogo con el sitio The Sun Sports contó detalles de cómo la está llevando adelante.

En total, tiene siete comidas por día:

Comida 1
Avena, mantequilla de almendras, proteína en polvo y banana.

Comida 2
Carne de pavo y pasta

Comida 3
Crema de arroz y proteínas en polvo

Comida 4
Wafles de arroz, mermelada y banana

Comida 5
Hamburguesa de carne picada con chips cocinadas al horno

Comida 6
Salmón con pasta

Comida 7
Batido alto en calorías.

«El año que viene, la meta es llegar con 10 libras más pesado, lo que me llevará más de 300 libras en el escenario. Quiero estar al 100 por ciento para el (evento de culturismo) Olympia 2021”, explicó Johal, cuyo apodo es The Giant, debido a su enorme tamaño.

El fisicoculturista que profesional de la Federación Internacional de Culturismo y Fitness (IFBB, por sus siglas en inglés) desde este año explicó que su dieta le cuesta 300 euros (USD 355) por semana y además le paga 500 libras (USD 660) por mes a su esposa para que le cocine y lo ayude a no romperla, ya que si está solo a veces combina mal los ingredientes. “Lo llamo mitad y mitad porque la variedad es el condimento de la vida. Esta mañana comí una tortilla, pero no pude decidir qué quería encima. Así que en una mitad tomé salsa de tomate y mostaza, pero en la otra mitad tomé chocolate amargo”, contó.

Si bien es profesional desde hace algunos meses, se ha dedicado al culturismo casi toda su vida e incluso ha participado de algunas competencias en 2011, cuando pesaba 40 kilos menos. En lo personal, le gusta compararse con Superman en las redes sociales y se gana la vida al frente de sus propio gimnasio, en donde da clases a un grupo de alumnos. Antes de esta vida, solía desempeñarse como bombero.

En su cuenta de Instagram, suele publicar consejos para sus seguidores que buscan aumentar masa muscular: “El cuerpo es un animal complejo a veces y una preparación puede ser muy diferente a la siguiente. Se trata de trabajar juntos (mente y cuerpo), transmitir los pensamientos de los demás, ser honestos y, sobre todo, trabajar juntos». Mientras tanto, continúa su preparación para convertirse en el mejor fisicoculturista del mundo.