Redacción – El entrenador de Motagua, Diego Vázquez, molestó sobre el castigo que les puso la Comisión de Disciplina, dijo que solo le toca reírse.

“No les alcanzó siete meses para dar una resolución, solo me toca reírme y mandamos amor”, dijo Diego.

Agregó que “se canceló el torneo, pasaron seis meses, solo toca reírme y mandar amor, se nota la malicia totalmente y solo para un equipo y no para todos”.

Diego espera que le permitan estar en el estadio este sábado porque se hizo el hisopado. “Nos hicieron el hisopado, creemos que podemos estar, si me parece un chiste”, dijo.

“No sé si es personal, pero contra Motagua, fuimos nosotros los agredidos, nos tiraron una caja de cerveza y solo a nosotros nos castigaron, a ellos no lo sancionaron, ante la vista no se necesitan palabras”, apuntó Vásquez.