Así es el Sony Xperia 5 II: Cuando Sony hace los deberes

0
44

Con todo lo que nos ofrecen los smartphones a día de hoy, parece que ha llegado el punto en el que este sector está comenzando a ser algo “aburrido”. Es decir, el diseño y factor forma de los mismos sigue una línea muy concreta, a excepción de aquellos con pantalla flexible. Como siempre, hay excepciones, y fabricantes como LG han lanzado terminales como el Wing, los cuales desafían estas reglas. En lo que respecta a Sony, siempre han sido de corte clásico, pero han cumplido a rajatabla sus creencias, lanzando terminales muy distintos a los que solemos ver en la cúspide de esta industria. Sin embargo, por un motivo u otro, daba la impresión de que siempre se quedaban por detrás. Puede que con el Xperia 5 II esto haya cambiado. Y es que el fabricante ha diseñado un terminal que nos ha sorprendido gratamente. En este artículo repasaremos sus virtudes, así como todas las características que nos ofrece y si es recomendable su compra.

UNA GRAN TOMA DE DECISIONES POR PARTE DE SONY

Meses atrás, Sony lanzaba su Xperia 1 II, terminal de gama alta con cualidades como una fantástica pantalla OLED a resolución 4K y especificaciones de flagship. No obstante, no disponía de una alta frecuencia de refresco en pantalla, y la batería no hacía justicia al terminal, haciendo pensar en otras alternativas por el precio al que estaba disponible dicho dispositivo. Sin embargo, el fabricante ha dado por fin el paso correcto, o al menos el que esperaba mucha gente, con el Xperia 5 II. Y es que aunque aún no le hemos cogido todavía el punto en cuanto a los nombres que Sony coloca a sus dispositivos, Lo hemos podido probar a fondo, y señoras y señores, la experiencia no ha podido ser más satisfactoria con el terminal. Comenzamos como siempre con la tabla de especificaciones, la cual os la dejamos bajo estas líneas.

Dimensiones y peso 158mm*68mm*8mm (163g)
Pantalla OLED 120Hz

6,1 pulgadas

FullHD+ (2520×1080) (449ppi) (21:9)

HDR BT.2020

Procesador Qualcomm Snapdragon 865
Memoria RAM 8GB
Almacenamiento 128GB/256GB UFS + MicroSDXC
Software Android 10
Sistema de cámaras
  • Sensor principal 12MP OIS, f/1.7
  • Sensor Ultrawide: 12MP, f/2.2, 124º
  • Sensor telefoto: 12MP, f/2.4, OIS, Zoom x3
  • Cámara Frontal: 8MP, f/2.0
  • Vídeo: 4K HDR 24/30/60/120 fps, 1080p 30/60 fps, Cámara Lenta, EIS, OIS
Conectividad 5G NSA, 4G LTE, WiFi 6, Bluetooth 5.1, aptX HD, NFC, A-GPS, GLONASS, Galileo, QZSS, BDS
Sensores y puertos Sensor de huella dactilar en el lateral, USB 3.1 Type-C, Dual nano-SIM
Batería 4.000 mAh con carga rápida 21W

DISEÑO COMPACTO Y ELEGANTE A GUSTO DE POCOS

En términos de diseño, Sony no ha realizado demasiados cambios al respecto. Si bien no se trata de un factor forma que guste a todo el mundo, el hecho de que sea tan compacto y accesible a nuestras manos es de agradecer. Nos encontramos con un terminal rodeado de cristal tanto como la parte delantera como la trasera, obteniendo Gorilla Glass 6 para la máxima protección y aunado a un marco de aluminio. Se trata de un dispositivo muy elegante, estrecho por los laterales y un tanto más alto. De ahí el hecho de que quizás no guste a todos su diseño. Además, aquí nos olvidamos del notch completamente, encontrándonos con un diseño tradicional de pantalla. Aunque eso sí, ajusta enormemente el espacio de pantalla en sus 6,1 pulgadas. En la parte trasera nos encontramos con su sistema de cámaras en la esquina superior izquierda, sistema sin grandes aspectos externos que mencionar. Hablaremos en profundidad de las cámaras más adelante.

En cuanto a puertos, botones y conexiones, nos encontramos con los botones de volumen en el lateral derecho, un lector de huellas dactilar también en el lateral, el cual funciona como botón de desbloqueo físico también, un botón dedicado a iniciar la cámara inmediatamente, y otro dedicado a abrir el Asistente de Google. Esto nos ha parecido un tanto innecesario, ya que es muy fácil acceder a este asistente mediante nuestra voz, o deslizando hacia arriba en la pantalla. El hecho de disponer de tantos botones en el lateral, puede hacer que los pulsemos accidentalmente.

Una de las cuestiones que nos han gustado, es la bandeja para la SIM, ya que no necesita la herramienta especial de apertura, sino que simplemente tirando de una pequeña muesca, la podremos sacar. Y hablando también de cosas que gustan, el Xperia 5 II dispone de Jack de auriculares, algo extinto ya, sobre todo en la gama alta de teléfonos móviles. Esto tiene sentido, ya que en Sony son especialistas en audio, y para el fabricante es una prioridad contar con todas las opciones de audio disponibles para hacer de sus smartphones una herramienta principal para escuchar música. Además, sus altavoces estéreo frontales aprovechan el espacio que no ocupa el notch para ofrecer un gran sonido envolvente y de calidad.

Habiendo repasado todos sus aspectos superficiales, lo cierto es que a título personal nos ha encantado, agradeciendo sobre todo su diseño compacto, elegante y funcional.

UNA EXPERIENCIA DE SOFTWARE VELOZ Y FLUIDA

Desde ya remarcamos que la experiencia con el software del Xperia 5 II ha sido sensacional. Es bastante probable que nos encontremos ante uno de los móviles más veloces del mercado, haciendo frente, e incluso superando en ese aspecto, al OxygenOS del OnePlus 8T que pudimos analizar recientemente. Esto es debido a que el software que presenta Sony en sus terminales se trata de una derivación de Android Stock, convirtiéndolo en un sistema simple y muy ligero para el dispositivo. No obstante, existen cuestiones que no nos han gustado, sobre todo en la parte del bloatware. Y es que aunque el dispositivo pregunte por aquellas aplicaciones que deseamos mantener al encender el terminal por primera vez, existen unas cuantas que seguirán en el sistema. Aunque eso sí, todas ellas se pueden desinstalar fácilmente. Entre estas aplicaciones se encuentran Cinema Pro y Photo Pro, a las cuales también se pueden acceder a través de la cámara y ofrecen extensos ajustes para nuestras fotografías y vídeos.

Volviendo a cómo se desenvuelve el terminal en cuanto a su sistema, se trata de una experiencia realmente fluida. Las animaciones son rápidas, no encontramos lag de ningún tipo a la hora de navegar por la interfaz, y el hecho de incorporar una pantalla con 120Hz de frecuencia de refresco ayuda bastante en ese sentido. La frecuencia se mantiene prácticamente siempre a esa tasa, haciendo que la experiencia con el terminal sea realmente una locura. De hecho, es probable que penséis que el consumo de batería debe de ser terrible. Nada más lejos de la verdad.

Otra de las grandes virtudes dentro de su software, es el nivel de configuración existente en el apartado del audio y pantalla. En este caso nos encontramos con características que van sumando en dichas vertientes. Una de ellas es la modificación del balance de blancos, pudiendo ajustar completamente los colores, contraste y demás de la pantalla. Y en lo que respecta al audio, tenemos la vibración dinámica, la cual los motores de vibración se sincronizan con el contenido que estamos viendo en cuestión para ofrecer un plus en inmersión. Esto sin embargo depende de gustos, ya que a título personal no nos ha parecido una opción demasiado agradable cuando sujetamos el terminal.

BATERÍA DE LARGA DURACIÓN

El Xperia 5 II incluye una batería de 4.000 mAh. Esta cifra es bastante estándar dentro de la tendencia actual en dispositivos móviles. Diríamos que es incluso hasta escasa con todo lo que nos ofrece el terminal. Sin embargo, la duración de la batería es excelente para las características que dispone este móvil. En un uso diario exhaustivo de más de 5 horas de pantalla, nos ha sobrado batería para terminar el día. Todo ello con los 120Hz activados, haciendo que sea aún más sorprendente. Así pues, se trata de un punto del que no os tenéis que preocupar si decidís adquirir este terminal. Esto principalmente es debido a la optimización de la batería en el software de Sony, aunado a lo ligero que es el sistema operativo en sí.

El teléfono también es compatible con carga rápida, hasta 21W de potencia. Sin embargo, el cargador que se incluye en la caja solo alcanza los 18W, haciendo que cargue algo más lento. Con los 21W podremos cargar el dispositivo al 50% en una media hora aproximadamente.

RENDIMIENTO EXCELENTE EN JUEGOS

Para los jugones, Sony ha añadido un modo juego el cual se superpone en la pantalla cuando estamos jugando. Esta app es algo molesta, ya que se mantiene en pantalla por medio de un globo, aunque se puede modificar para que solo aparezca cuando queramos. En este menú podemos ajustar el rendimiento del teléfono cuando estamos ejecutando un juego, pudiendo optimizarlo para aprovechar los 120Hz de frecuencia. De hecho, en nuestra experiencia con Call of Duty Mobile, hemos podido disfrutar de este juego a una tasa de 120 fps. Eso sí, para activar esta tasa, la calidad gráfica baja automáticamente a una configuración media. Esperemos que sean muchos más los títulos que se puedan optimizar acorde a los paneles que ofrecen los terminales hoy día, ya que se trata de una experiencia muy satisfactoria. Además, aunque el dispositivo no ofrezca novedosos sistemas de cámara de vapor o refrigeración líquida, sus películas de grafito y cobre hacen un trabajo estupendo, logrando que el calor se mantenga en una zona focalizada y no moleste demasiado a la hora de jugar. El rendimiento en juegos es sensacional, en gran parte también por el procesador Snapdragon 865 de Qualcomm que incorpora. En los análisis de dispositivos de gama alta a veces no hacemos especial hincapié al apartado de la CPU, puesto que damos por hecho que incluye el mejor existente. Pero por si acaso, mencionamos que se trata de un terminal con un rendimiento sin precedentes.

CÁMARAS A LA ALTURA DE LO ESPERADO POR SONY

No sería una sorpresa que un móvil desarrollado por Sony cuente con un sistema de cámaras digno de mención. Y es que el fabricante provee su tecnología de cámaras y sensores a multitud de otras compañías del sector, entre ellas Google, Samsung, OnePlus, etc. En el caso del Xperia 5 II, nos encontramos con tres sensores, un principal de 12MP f/1.7 con PDAF y OIS, un telefoto de 12MP f/2.4 con zoom óptico de 3 aumentos, OIS y PDAF, y un sensor ultrawide de 12MP f/2.2 también con PDAF.

A través del modo automático, podemos realizar grandes fotografías y vídeos, disponiendo de un gran autoenfoque, y obteniendo imágenes con un aspecto muy neutral, con un fantástico procesamiento del color, contraste y alto rango dinámico. Bajo estas líneas os hemos dejado unos ejemplos de lo que son capaces sus cámaras.

En cuanto a la grabación de vídeo, nos encontramos con un dispositivo capaz de grabar a 4K y 120fps, siendo también compatible con HDR y ofreciendo estabilización óptica de imagen. Los resultados son fantásticos. Y es que si nos lo proponemos, podríamos incluso rodar una película con dicho terminal.

Para los más entusiastas, están Cinema Pro y Photo Pro, aplicaciones a las que se pueden acceder directamente desde la cámara y que ofrecen características muy completas y ampliadas. Las opciones de las que disponemos asustan, y el diseño de estas apps recuerda a las propias cámaras profesionales de la firma. Aquí tenemos la posibilidad de ajustar manualmente multitud de parámetros como la exposición, el ISO, enfoque, y demás. Estas características no están hechas para todos los públicos, ya que Sony hace aquí un llamamiento a aquellas personas apasionadas por la fotografía y la grabación de vídeo. Así que si realmente os estáis replanteando adquirir este terminal, debéis saber que dispone de opciones enfocadas a un público concreto. No obstante, eso no impide en absoluto el disfrute de este terminal.

CONCLUSIÓN

En definitiva, el Xperia 5 II es un terminal con grandísimas prestaciones, junto a un software ligero como el viento que hace que eleve la experiencia en cualquier tarea. Su velocidad, gran duración de la batería, excelente pantalla a 120Hz y cámaras son algunos de los factores por los que podemos recomendar su compra. Su diseño compacto y estilo característico quizás no sea a gusto de todos, y puede que Sony tenga como target aquellos entusiastas que les guste exprimir todas las opciones de sus cámaras, pero si lográis acostumbraros a esta experiencia, podéis estar seguros de que es un terminal excelente. Enhorabuena a Sony por haber fabricado un dispositivo que puede competir de tú a tú con los grandes referentes de esta industria.