Arthur: “Llegamos a las 2 de la madrugada y Cristiano se pone a entrenar… le digo que está loco”

0
116

Messi y Cristiano. «Cada uno es tiene su tipo de liderazgo. Messi es un poco más introvertido, pero cuando tiene que imponerse se impone y da la cara. Puede que Cristiano sea un poco más expresivo en sus actitudes, pero es un buen tipo, que protege a todos en el vestuario y cuando tiene que afrontar la bofetada, es el primero en ofrecerse. Realmente, ahora viviendo con ambos, entiendo el éxito, la mentalidad que tienen estos chicos es algo increíble. No se contentan con poco. Siempre quieren más, hacen lo segundo y quieren lo tercero. Sus cabezas son su mayor virtud. El pensamiento, su fuerza mental es increíble».

Pirlo. «Es alguien que conoce el fútbol y los secretos de mi posición como pocos en el mundo. Conoce muy bien las sensaciones que se sienten en el terreno de juego y consigue sumergirse perfectamente en la cabeza del jugador. Hablamos mucho, me dice qué movimientos hacer y cómo mover el balón. Tengo que mejorar en balones largos, pero estamos trabajando en eso. Le estoy agradecido porque me está haciendo un jugador más completo, empujándome a mejorar. Por eso, por mi parte hay total disponibilidad y estoy feliz de estar aquí. Cuidamos mucho el aspecto táctico y entrenamos más que en otros lugares, Barcelona incluido, y eso me gusta. Es muy importante que los que te rodean sean competentes y profesionales y este personal técnico lo es. Tienen las ideas muy claras y saben muy bien lo que quieren transmitir».

Un Arthur diferente. «Estamos creciendo y conociéndonos. El crecimiento es inevitable. Personalmente, necesitaba recuperar la confianza y era fundamental volver a la selección. Volver con la camiseta verde-oro y jugar me dio el impulso decisivo para levantar la cabeza, encontré la confianza y la seguridad que me habían faltado en los últimos meses en Barcelona y todo fue más fácil, en la Juve hay mucha competencia y hay que ganarse la plaza, es normal y justo que así sea. Lo importante es ponerse manos a la obra con compromiso y concentración, entonces llegan los resultados».

Llegada a la Juve. «No fue fácil sumergirse en otro mundo con un estilo de juego diferente. No se puede cambiar de la noche a la mañana haciendo clic. La actitud, los ritmos, las tácticas, aquí son todos diferentes en comparación con España y la La salida fue difícil para mí. Pero tuve la suerte de encontrar un ambiente gestionado por gente seria y competente, el vestuario está lleno de grandes campeones y Pirlo es un entrenador excepcional. Si elegí la Juve, lo hice sobre todo por el proyecto y la tradición del club. Sé que aquí puedo luchar para ganar y eso es lo que buscaba. La Champions es el gran objetivo, como debe ser para un club de primer nivel, y trabajas día a día para conseguir el máximo resultado».