Redacción – La natación es un deporte buenísimo y sin impacto, pero un exceso de cloro puede alterar el aspecto de piel y cabello, por lo que te presentamos algunos cuidados que puedes tener.

Usa gorros que protegen el pelo del cloro, se puede encontrar opciones especialmente diseñadas para evitar que el cloro de la piscina se filtre en exceso y dañe el caballo.

Además, es recomendable quitar siempre el cloro con agua limpia del pelo y la piel tras entrenar, pero no lo laves todos los días con champú y gel.

Una buena alternativa es untar la piel previamente con algún aceite natural, como el de almendras, y re-aplicar tras la ducha, las infusiones de romero también son muy buenas para el pelo después del entrenamiento, así como usar mascarilla o aceite con el gorro puesto para lograr una protección más eficiente.