Redacción – ESET, compañía líder en detección proactiva de amenazas, analiza el hallazgo de una vulnerabilidad en Instagram que hubiese permitido a un atacante secuestrar de manera remota cualquier cuenta sin necesidad de interacción por parte de los propietarios de las mismas. El mismo ya fue reparado por la red social.

El investigador de seguridad Laxman Muthiyah reportó el hallazgo luego de que Facebook aumentara los montos de las recompensas que paga como parte de su programa de bug bounty, para el hallazgo de vulnerabilidades críticas como de secuestro de cuentas. Laxman decidió investigar en busca de algún fallo que pueda reportar y así fue que encontró esta vulnerabilidad que le significó una recompensa de $30.000.

El fallo radicaba en el mecanismo de recuperación de contraseñas de la versión móvil de Instagram. El mismo permite a los usuarios recuperar el acceso a sus cuentas en caso de olvidar su clave. En este sentido, un usuario de Instagram que se olvide de su contraseña y decida resetearla deberá demostrar su identidad confirmando la recepción de un código de seis dígitos que le llegará a través de un mensaje SMS al número telefónico asociado. Este código, que expira pasados los 10 minutos, deberá ser ingresado por el usuario para poder cambiar su contraseña.