Redacción – Sebastian Vettel sugiere que su Ferrari SF71H debe tener algún tipo de problema aerodinámico cuando se acerca a sus rivales y que esa es la razón de los trompos que ha sufrido este año, especialmente en Italia, Japón y el último en Austin, que le privó de una victoria muy clara que al final se llevó Kimi Raikkonen.

«Cuanto más cerca estás de otro coche, más carga aerodinámica pierdes y, obviamente, los trompos que he sufrido fueron todos bastante extraños porque no hubo mucho que hubiera podido hacer de manera distinta. No es que haya ido demasiado rápido o haya trompeado por mi cuenta a esa velocidad, en absoluto», afirma el alemán en México si ruborizarse.

«Supongo que debe haber algún tipo de problema o algo en el coche en esa posición. En las tres ocasiones no estaba claramente por delante, en el mejor de los casos lado a lado, así que como dije, quizá la próxima vez lo intente por fuera», dice Seb, obviando el hecho de que en todos tocó a sus rivales en una posición de debilidad, sin llegar a estar emparejado nunca (como el sostiene), por lo que perdía el control sin remisión.