Todo lo que debes saber del caso de Novak Djokovic, a quién le negaron entrar a Australia

0
115

Las esperanzas del No. 1 del mundo Novak Djokovic de ganar su décimo Abierto de Australia en 2022 se vieron frustradas después de que se le negara la entrada a Australia. Djokovic llegó a Melbourne a última hora del miércoles por la noche, solo una semana y media antes del primer Grand Slam del año. Al serbio de 34 años se le había otorgado una exención médica para los requisitos de vacunación COVID-19 para competir en el torneo, pero en un día extraño en el que estuvo detenido durante ocho horas en el aeropuerto, finalmente se le negó la visa.

“La visa del señor Djokovic ha sido cancelada”, tuiteó el primer ministro australiano, Scott Morrison. “Las reglas son reglas, especialmente cuando se trata de nuestras fronteras. Nadie está por encima de estas reglas”.

En una entrevista el jueves por la mañana, el ministro de Salud de Australia, Greg Hunt, dijo que Djokovic no proporcionó “estándares adecuados de prueba” para su exención a los funcionarios fronterizos.

Durante meses se ha especulado sobre el estatus de Djokovic para el primer Grand Slam del año debido a su presunta renuencia a recibir la vacuna. Nunca ha declarado públicamente si está vacunado, pero lo ha calificado repetidamente como una “decisión personal” y un “asunto privado”.

Finalmente, a principios de esta semana anunció que estaría jugando en el torneo y se dirigía a Australia. Pero después de días de críticas públicas sobre la decisión de exención y una noche llena de confusión, no está claro si abandonará inmediatamente el país o intentará apelar el fallo y cumplirá la cuarentena en un hotel cercano.

Entonces, ¿cómo sucedió exactamente esto y qué significa esto para Djokovic y el torneo? Esto es lo que sabemos hasta ahora.

¿Requieren los jugadores estar vacunados para participar en el Abierto de Australia 2022?

La respuesta corta es sí. Todos los jugadores, así como el resto de personas que estén en los terrenos de Melbourne Park, deben tener el esquema completo de vacunación COVID-19 (al menos dos inyecciones en la mayoría de los casos) para poder participar.

Uno podría solicitar una exención si cumple con alguna de las pautas sugeridas por el Grupo Asesor Técnico Australiano sobre Inmunización, que incluye prueba de haberse contagiado de COVID-19 en los últimos seis meses, un “evento adverso grave” de una dosis anterior del vacuna o una afección médica grave aguda.

El director del torneo, Craig Tiley, dijo que 26 personas asociadas con el evento, incluido Djokovic, solicitaron una exención y solo un “puñado” fue aprobado.

¿Por qué se le concedió una exención a Djokovic?

Debido a las leyes de privacidad, no lo sabemos con certeza. Djokovic dio positivo a COVID-19 en junio de 2020, pero no ha habido informes que se haya infectado otra vez.

Tiley dijo que Djokovic no recibió un trato especial y que cada solicitud fue revisada por dos paneles independientes con los nombres redactados por motivos de privacidad. Tiley lo llamó “aplicación y proceso completamente legítimos”.

Djokovic se había retirado previamente de la ATP Cup de esta semana en Sydney, lo que generó especulaciones de que no competiría en el Abierto de Australia. Pero el martes reveló en Instagram que se dirigía a Australia para el torneo. “Hoy me dirijo a Australia con un permiso de exención”, escribió.

Djokovic recibió la aprobación del torneo para jugar, entonces, ¿por qué no pudo ingresar a Australia?

Tennis Australia (no el gobierno australiano) le concedió una exención a Djokovic, pero se presentó el tipo de visa incorrecto para su entrada a la frontera y no era válida para una persona no vacunada. Como resultado, fue detenido al llegar al aeropuerto de Melbourne alrededor de las 11:30 p.m. hora local el miércoles por la noche. Según el padre de Djokovic, Srdjan, Djokovic fue aislado en una habitación solo durante la noche mientras hablaba con funcionarios de la Fuerza Fronteriza Australiana.

“Novak se encuentra actualmente en una habitación a la que nadie puede entrar”, dijo Srdjan a B92 de Serbia. “Hay dos policías vigilando la habitación”.

Goran Ivanisevic, el entrenador de Djokovic, publicó una foto en las primeras horas de la mañana desde lo que parecía ser el aeropuerto, junto al fisioterapeuta de Djokovic, Ulises Badio. La leyenda decía: “No es el viaje más habitual a Australia”, con una serie de emojis.

Según Paul Sakkal de The Age, periódico de Melbourne, se le pidió a Djokovic que proporcionara documentación para demostrar el motivo de su exención.

Una fuente del gobierno federal familiarizada con el episodio dijo que había signos de interrogación sobre si Djokovic tenía la documentación adecuada para demostrar el motivo de su exención“, escribió Sakkal. “Esta evidencia debe ser presentada en la frontera por personas no vacunadas. La fuente dijo que no estaba claro si se había contagiado de COVID-19 en los últimos seis meses, que se sospecha que era el motivo de la exención del jugador, era suficiente para asegurar su entrada a Australia según las pautas federales”.

El primer ministro australiano, Scott Morrison, también insistió en que Djokovic debería proporcionar pruebas.

“Cualquier individuo que busque ingresar a Australia debe cumplir con nuestros requisitos fronterizos”, dijo Morrison en conferencia de prensa.

“Si no está vacunado, debe proporcionar una prueba aceptable de que no puede ser vacunado por razones médicas … Si esa evidencia es insuficiente, entonces no será tratado de manera diferente a nadie más y estará en el próximo avión a casa.”

La ministra de Asuntos Internos, Karen Andrews, aclaró el miércoles que la decisión final dependería de la Fuerza Fronteriza de Australia.

“Si bien el gobierno de Victoria y Tennis Australia pueden permitir que un jugador no vacunado compita en el Abierto de Australia, es la Commonwealth la que hará cumplir nuestros requisitos en la frontera australiana”, dijo Andrews. “Si una persona que llega no está vacunada, debe proporcionar una prueba aceptable de que no puede ser vacunada por razones médicas para poder acceder a los mismos arreglos de viaje que los viajeros completamente vacunados”.

Djokovic habló con funcionarios de la Fuerza Fronteriza en el aeropuerto de Melbourne durante varias horas mientras se tomaba una decisión.

La ministra de Deportes de Victoria, Jaala Pulford, dijo que los funcionarios de la Fuerza Fronteriza se comunicaron con el gobierno de Victoria antes de que llegara el vuelo de Djokovic y le preguntaron si ayudarían a patrocinar la solicitud de visa de Djokovic pero decidieron no hacerlo.

¿Se involucró alguien de Serbia, el país de origen de Djokovic?

El presidente serbio, Aleksandar Vucic, habló por teléfono con Djokovic mientras estaba en el aeropuerto y prometió hacer todo lo posible para ayudar. Vucic publicó un mensaje en su cuenta de Instagram sobre su conversación con Nole.

“Le dije a nuestro Novak que [toda] Serbia está con él, y que nuestras autoridades están tomando todas las medidas para detener el acoso al mejor tenista del mundo”, dijo Vucic.

“De acuerdo con todas las normas del derecho público internacional, Serbia luchará por Novak [Djokovic], por la justicia y la verdad”.

Según los informes, se había llamado a Daniel Emery, el embajador de Australia en Serbia, para que ayudara a comunicarse con los funcionarios del gobierno serbio en Belgrado. También participaron funcionarios de la embajada de Serbia en Canberra.

¿No es Djokovic el “Rey de Melbourne” y uno de los favoritos de la afición australiana? ¿Por qué todos estaban tan furiosos de que él participara en el torneo?

Más del 90% de la población adulta de Australia está completamente vacunada y los residentes del país han experimentado estrictas restricciones de viaje durante los últimos dos años, ya que el país ha intentado contener el virus. Como tal, muchos están molestos por la posibilidad de un trato especial para un deportista famoso cuando muchos dentro del país todavía no pueden viajar internacionalmente, o incluso en algunos casos, a nivel nacional.

La reacción al anuncio de exención de Djokovic fue inmediata y en gran medida negativa. Además del primer ministro, varios políticos locales también mostraron su molestia.

“¡Qué desafortunado! Hemos tenido 6 confinamientos: escuelas y pequeñas empresas cerradas, funerales y bodas canceladas, familias separadas durante meses y ahora una estrella del tenis obtiene una exención. Una patada en las tripas para todos los victorianos”, escribió David Southwick en Twitter.

¿Cómo reaccionaron a la noticia otros jugadores?

Muchos sintieron lo mismo que el público australiano cuando se reveló la exención.

“Creo que si fuera yo el que no estuviera vacunado, no obtendría una exención”, dijo el ex jugador de dobles Jamie Murray a los periodistas en la Copa ATP esta semana. “Ya sabes, pero enhorabuena por dejar claro venir a Australia y competir”.

Otros jugadores han sido más comprensivos con Djokovic.

“No entiendo por qué [Djokovic] está recibiendo tanto odio por su exención”, dijo la jugadora de dobles estadounidense Nicole Melichar en un tuit antes de que le negaran la visa a Djokovic. “Está dentro de las reglas y el gobierno podría haber dicho que no, pero no lo hizo”.

El dos veces cuartofinalista del Abierto de Australia Tennys Sandgren, que no participará en el evento este año debido al requisito de la vacuna, ha expresado repetidamente su disgusto con el gobierno australiano por el trato que le dio a Djokovic.

“Solo para ser claro. Dos juntas médicas aprobaron su exención. Y los políticos lo están deteniendo. Australia no se merece albergar un grand slam”, escribió.

¿Qué significa esto para el torneo?

¡Mucho! Djokovic ha ganado más títulos en la categoría individual del Abierto de Australia que cualquier otro jugador en la Era Abierta, y estaba en busca de su décimo trofeo en Melbourne, así como un récord de 21 títulos de Grand Slam. Después de haber perdido el US Open en septiembre, Djokovic sin duda estaba ansioso por volver a su torneo favorito.

Djokovic, campeón defensor, era el gran favorito para ganar el título, y su ausencia ciertamente ofrecerá una oportunidad a otros jugadores. Para Daniil Medvedev, el número 2 del mundo que venció a Djokovic en Nueva York, será una oportunidad de ganar otro título importante en pista dura, su superficie favorita. Para otros jugadores jóvenes, como el Alexander Zverev o Stefanos Tsitsipas, podría ser una oportunidad de oro para una primera victoria de alto nivel.

Además, Rafael Nadal, jugará su primer Grand Slam desde el Roland Garros (donde cayó ante Djokovic en las semifinales) después de haber sido marginado por una lesión. Ahora será el único miembro del “Big Three” en el torneo y tendrá la oportunidad de romper el codiciado récord de Grand Slam.

¿Hay otros torneos o países anfitriones que exigían a los jugadores estar vacunados? ¿Se convertirá esto en un problema a lo largo de la temporada?

Si hay algo que sabemos con certeza, es que los protocolos y las regulaciones cambian constantemente a medida que el virus continúa mutando y surgen nuevas variantes. Sin embargo, al momento de escribir este artículo, no hay noticias sobre otros torneos o países anfitriones que requieran que los jugadores se vacunen. Djokovic ha declarado anteriormente que no jugará en tantos eventos en esta etapa de su carrera, por lo que es posible que no lo veamos competir nuevamente hasta a fines de febrero en Dubai o hasta marzo en Indian Wells y Miami.