El volante uruguayo del Real España, Santiago Correa, en conferencia de prensa dio que el empate 1-1 ante Olimpia en el arranque del torneo sirvió como termómetro para saber en qué estado físico se encuentra.

“Fue positivo en lo personal y en lo grupal. Íbamos a buscar los tres puntos, pero en la manera que se dio el partido nos llevamos un empate y fue importante para comenzar sumando”, dijo.

Agregó “El desgaste del partido llevó a que en los últimos minutos tuviera problemas, calambres y contracturas, pero ya estoy recuperado. Contento por el debut, era una incertidumbre saber cómo iba a reaccionar el físico después de tanto tiempo parado”.

Con respeto a la parte futbolística, considera que con el paso de los partidos mostrarán una mejor versión.

“Había una estrategia planteada, eso llevó a no conducir mucho el balón en el primer tiempo, había otra para el segundo, pero la expulsión nos condicionó. Iremos mejorando y cuando pasen los días agarrando más ritmo. No se vieron muchas opciones claras, estábamos pendiente de cómo iba a reaccionar el físico. A medida que nos vayamos sintiendo con ritmo vamos a ir mostrando más juego y dinámica”.

El empate a último minuto y con 10 hombres ante el albo les ha dejado varias enseñanzas.

“Nos dimos cuenta que el estado físico es muy bueno, porque con 10 hombres seguimos buscando el empate. Nos hizo darnos cuenta que en la parte física estamos bien. Eso es lo que nos dejó el partido y es importante para lo que se viene. Los jóvenes mostraron que están para jugar”.