Ronald Koeman: “El segundo partido de seis en la Champions y no puede ser decisivo”

0
77

Ronald Koeman disfrutó, por primera vez en semanas, de una rueda de prensa libre de preguntas referentes a su futuro en el banquillo del Barcelona.

La excelente imagen del equipo ante el Levante y la trascendencia del duelo del miércoles en Lisboa centraron una comparecencia en la que el entrenador holandés rechazó que una derrota ante el Benfica pudiera ser decisiva en la suerte del grupo en la Champions, “es imposible porque es el segundo” proclamó, y advirtiendo que el sistema “no siempre es lo más importante”, sentenció que más allá del planteamiento del partido el Barça saldrá a ganar porque “siempre salimos a ganar”.

A pesar de que una derrota dejaría al Barça sin puntuar después de dos jornadas y prácticamente obligándole a jugar sin red en el resto de la liguilla, el técnico azulgrana sentenció que “nunca” puede entenderse una segunda jornada de la fase de grupos como definitiva. “Es imposible porque es el segundo partido de seis y no puede ser decisivo”, cortó, dando por hecho que el resultado del choque en Lisboa, siendo importante para los dos equipos, no marcará la suerte de la clasificación.

“No sé si el Benfica es el equipo más en forma pero sí que es un equipo fuerte y tengo la experiencia de saber cómo es de grande… Necesitamos un buen resultado y con dos estilos distintos creo que podemos esperar un partido interesante”, convino Koeman, refiriendo su confianza en ver una imagen similar a la del pasado domingo: “Estuvimos muy bien, con y sin balón, apretamos al rival y no le dejamos jugar… Nosotros siempre lo intentamos pero veces te sale mejor y, también, depende del contrario y de nuestra actitud”.

“La intención siempre la tenemos. El Barça siempre juega para ganar el partido y nuestra intención es controlar, tener el balón y buscar espacios con los jugadores que tenemos”, afirmó, advirtiendo que los partidos siempre son distintos. “El otro día jugamos casi sin extremo derecho. Nos faltan jugadores de banda, así que hay que llenar el medio del campo”, avisó, sentenciando que el sistema “no es lo más importante. Con cualquier sistema puedes presionar al contrario y lo importante es lo que queremos y dónde podemos apretar al contrario”.

El Benfica “sabemos que es peligroso en los contragolpes y por eso es importante tener el balón y si lo perdemos, estar bien organizados en defensa. Hay que intentar anularle”, convino Koeman, insistiendo en que espera un partido “complicado porque sé del ambiente que hay en su campo y la fuerza que tiene. No es un equipo que abra mucho el campo y deje muchos espacios porque la mentalidad portuguesa es controlar el partido y sorprender al rival con su calidad arriba”.

“Es bueno tener respeto por el contrario, pero cuando el árbitro pita hay que perder ese respeto. Ellos juegan en casa y teniendo el ambiente a su favor intentarán atacar para ganar. No es un equipo que juegue para no perder”, afirmó el técnico azulgrana… Sentenciando de inmediato que “nosotros tenemos siempre la misma intención de ganar, sea en casa o fuera, llevar el dominio del partido para ganar”.

Solo una pregunta tuvo que responder de su relación, difícil, con Laporta, quien estuvo en la Ciudad Deportiva pero, aseguró Koeman, no para verse con él. “No he visto al presidente esta mañana. Hemos estado hablando en el vestuario del partido y de cómo prepararlo, nada más… Y seguro que nos veremos esta tarde”, sostuvo.