Real Madrid goleó al Alavés y resucitó

0
118

El Real Madrid revivió en Mendizorroza tras su eliminación en la Supercopa ante el Athletic y en la Copa del Rey frente al Alcoyano y aguó la fiesta centenaria del Deportivo Alavés con un contundente 4-1, que le mantiene en la pelea liguera y le devuelve la confianza perdida en las últimas fechas.

Los blancos, que no habían pasado de dos discretos empates en sus anteriores salidas a Elche y Pamplona, dejaron sentenciado el duelo en un gran primera mitad (0-3) y rubricaron la victoria con un cuarto gol, después de que los vascos recortaran distancias y se lanzaran a por el segundo tanto.

El francés Karim Benzema volvió a enseñar los dientes con dos grandes goles, después de que el brasileño Carlos Casemiro abriera la puerta de un triunfo balsámico con un cabezazo y el belba Eden Hazard pusiera la guinda a la mejor primera parte de la temporada para el Real Madrid.

Los blancos se mantienen a cuatro puntos del Atlético y los albiazules encajan la cuarta derrota consecutiva, la tercera de Abelardo, que no conoce la victoria en su regreso al Deportivo Alavés, que pagó los platos rotos del tropiezo madridista en la Copa del Rey.

El conjunto babazorro comenzó con las ideas claras y entró enchufado con un juego directo que derivó en las primeras ocasiones del duelo con Joselu Mato como protagonista, pero fue el Real Madrid el que se adelantó en el minuto 15 con un cabezazo muy ajustado de Carlos Casemiro que se impuso a su marcador en un saque de esquina.

El gol le dio alas al equipo blanco, que comenzó a combinar con seguridad para superar la presión de los locales y estuvo cerca de ampliar la renta con una buena internada del galo Ferland Mendy, que le ganó la espalda a Ximo Navarro y se plantó delante de Fernando Pacheco, pero se equivocó en la cesión a Benzema cuando podía haber buscado el disparo.

La confianza de los blancos se palpaba con el paso de los minutos que rompían la defensa albiazul con un buen juego entre líneas que a punto estuvo de rubricar Eden Hazard en el 27, pero cruzó demasiado su lanzamiento dentro del área.

A pesar de las embestidas de los blancos, con Toni Kroos y Luka Modric muy inspirados, los albiazules mantuvieron la calma y buscaron sus momentos que, sobre todo, llegaban al contragolpe.

Pero el Real Madrid aprovechó prácticamente todas las ocasiones que tuvo. En el minuto 41 Karim Benzema ampliaba la ventaja tras una buena dejada de Eden Hazard para que el delantero francés anotará un gran gol inalcanzable para Fernando Pacheco.

Los madridistas mostraron su gran pegada en una de las mejores fases de la temporada y Eden Hazard, muy activo en los primeros 45 minutos, anotó el tercero antes del descanso, en lo que quizás fue un castigo demasiado severo para un Alavés poco contundente.

Abelardo intentó cambiar la imagen de su equipo con tres cambios al descanso y metió más mordiente en ataque con la entrada de Lucas Pérez y estuvo muy cerca de acortar distancias, pero Joselu Mato se encontró con un gran Thibaut Courtois que evitó el primero de los locales en los primeros compases de un segundo acto en el que los blancos bajaron la marcha.

Los vascos fueron más reconocibles cuando subieron su intensidad en cada disputa y acortaron distancias a palo balón parado. Un libre indirecto lanzado por Lucas Pérez acabó en el jugador más activo de los albiazules, Joselu Mato, que anotó con un potente testarazo y volvía a reencontrarse con el gol en el minuto 59 de un partido que volvía a tener picante y animaba a los babazorros.

Así, con los vitorianos buscando el segundo, llegó el cuarto del Real Madrid a través de un contragolpe veloz que comenzó Karim Benzema desde la banda y culminó él solo con maestría en el 71. El gol acabó con las aspiraciones de un Alavés que no dejó de intentarlo pero que a la postre no pudo con el equipo dirigido en Mendizorroza por David Bettoni, ya que Zinedine Zidane se tuvo que quedar en casa con covid-19.