Messi y Cristiano reviven una rivalidad histórica, se verán la cara en la Champions League

0
111

Leo Messi y Cristiano Ronaldo se reencontrarán este martes en un terreno de juego, si Ronald Koeman confirma lo insinuado en sala de prensa, dos años y medio después de su último cara a cara, en un Clásico disputado en mayo de 2018 que acabó con empate en el Camp Nou y en el que ambos marcaron.

El Barcelona persigue la tranquilidad y la Juventus la sorpresa en un partido que se presentó por todo lo alto cuando se llevó a cabo el sorteo de grupos, en septiembre, por el significado de ese cara a cara entre los dos astros y que al cabo de tres meses ha diluido su significado, por lo menos en el Camp Nou, a la vista del difícil momento deportivo y social que atraviesa el club azulgrana.

Un empate, o incluso una derrota por la mínima, le bastaría al Barça para entrar en los octavos de final como campeón de grupo, aunque su intención clara, lo avisó el entrenador, es completar una fase de grupos inmaculada y sumando las seis victorias que solo logró en la temporada 2002-03, bajo el mando de Van Gaal.

A la evidente importancia económica que supone una victoria (2,7 millones de euros como premio) se añade en este momento preciso la necesidad de recuperar las buenas sensaciones que mostró el equipo azulgrana en los tres partidos previos al derrumbe de Cádiz, donde la derrota provocó un auténtico terremoto alrededor del vestuario culé.

El «estoy cabreado» expresado por Koeman este lunes descubre fisuras en un camerino donde la figura de Messi ha dejado de ser intocable, en el que el propio Philippe Coutinho se ha atrevido a exigir su presencia más centrada en el juego de ataque y donde crecen las dudas con un equipo que solo ha sido capaz de ganar nueve de los quince partidos oficiales disputados… Y no ha sabido remontar ni un solo marcador en contra.

Entre todo ello emerge de forma indiscutible el reencuentro de las dos máximas leyendas del fútbol mundial de la última época. Desde que se enfrentaron por primera vez en la ida de las semifinales de la Champions en la temporada 2007-08, con Cristiano Ronaldo jugando aún para el Manchester United, los cara a cara entre el portugués y Leo Messi ha significado un cruce entre los dos exponentes principales del fútbol.

Será la primera vez que se encuentren desde que Cristiano anunciase en 2018, minutos después de conquistar la Champions, su salida del Real Madrid y acude al plano la duda de si será la última vez que se enfrenten con el argentino vistiendo la zamarra del Barcelona, después de que no pudiera abandonar el club como quiso en agosto y a la vista de que, parece, no ha cambiado de opinión ante el futuro inmediato.