Redacción – En el FC Barcelona, a los jugadores se les cuida al detalle a través de María Antonia Lizarraga, médico especialista en nutrición, quien gestiona la dieta de los futboleros.

“La base es una dieta saludable y equilibrada cuyo objetivo aportar energía, mantener la musculatura y ayudar a controlar el desgaste asociado al esfuerzo”, explicaba Lizarraga.

Agregó que cuenta con un modelo de dieta que previene o ayuda a controlar la lesión y está basado en alimentos antinflamatorios principalmente de origen vegetal, como son frutas y verduras de colores intensos, grasas saludables como aceite de oliva o el omega 3 de pescado azul y especias tipo cúrcuma, entre otros.

Por otro lado, los azúcares refinados, grasa saturada de carne roja y embutidos en exceso grasas trans y alimentos muy procesados favorecen la inflamación y peor evolución de la lesión.