Redacción – A veces la fe ciega en tu equipo te puede jugar una mala pasada y a los aficionados de River Plate les ha sucedido. Después de ganar la final de la Copa Libertadores en el Bernabéu ante su eterno rival, Boca Juniors, los aficionados millonarios tenían una segunda cita con la historia en el Mundial de Clubes de Dubai. Allí debían enfrentarse al Real Madrid, en lo que iba a ser un gran partido.

Pero antes de jugar contra los blancos, los argentinos tenían que ganar al Al Ain, equipo de los Emiratos Árabes, en las semifinales de la competición. Pese a ser un partido importante, muchos de los aficionados obviaron el hecho de que su equipo pudiese perder contra el conjunto local y llegaron a Dubai justo después de las semifinales. Y se llevaron una gran decepción.

River Plate fue eliminado en los penaltis después de empatar a 2 un partido en el que ya de buen principio les costó competir. En el segundo minuto de juego el Al Ain se adelantó en el marcador y, pese a que los argentinos llegaron a ponerse por delante y con el empate tuvieron un penalti a favor, no consiguieron la clasificación. Los millonarios se habían quedado sin su final soñada.

Lo peor de todo es que muchos de ellos aún no habían llegado sino que estaban en el avión. Según pudimos escuchar en un fanático del equipo que acababa de llegar, estuvieron pendientes del partido en el avión y al ver que estaban eliminados no sabían qué hacer. Expresiones como “no sé qué hacer acá” o “¿Qué hago boludo acá? la concha de la lora”.

“No se puede creer boludo”, decía el fan de River, incrédulo ante semejante situación. La mujer del autor del vídeo se reía y él le preguntó lo siguiente: “¿Cuál es la parte graciosa? Que yo me la perdí” a lo que ella le respondía “yo soy feliz igual”. El marido se refirió a ella replicándole que eso era porque ella iba a Dubai por el shopping.

Nadie en ese aeropuerto podía creerse que habían viajado para nada. Ya no había final, ya no había partido contra el todopoderoso Real Madrid, ya no había título. El sueño se había esfumado por culpa de que en las semifinales su equipo fue incapaz de doblegar al Al Ain. Los hinchas del equipo argentino deberán tomárselo con humor y recordar el motivo por el que están allí: porque ganaron a Boca Juniors.