9.5 C
New York
jueves, abril 18, 2024
spot_img
spot_img

Girona derrotó al Betis con un gol en tiempo adicional y sigue soñando con llegar a la Champions League

spot_img

El equipo catalán es tercero en la tabla y de mantenerse con este ritmo jugará la próxima edición de la competencia europea

El Girona logró un valioso triunfo 3-2 ante Betis con un gol en el tiempo de descuento.

Stuani y Dovbyk firmaron los tantos de los catalanes, más cerca de la Champions por volver a cumplir en casa.

La lluvia no frenó el vendaval de paraguas en Montilivi. La cita presentó una prueba de fuego para ambos por unas dinámicas que no acompañaban respecto al resto de la temporada en ninguno de los dos equipos. El tanteo se percibió desde el primer instante en que Gil Manzano se llevó el silbato a la boca, por lo que se vio a 22 protagonistas cuidando al mínimo detalle el posicionamiento y la elección en cada de las decisiones tomadas sobre el césped.

Ambos cuadros se mostraron ansiosos por tener la posesión del cuero y aparecer por mediación de un juego elaborado. La vuelta de Isco ayudó, y mucho, a que eso se cumpliera para los intereses de Pellegrini. Paralelamente, los de Míchel también mostraron nociones en cuanto al planteamiento táctico, aunque no le fue sencillo encontrar espacios y hacerse con el control absoluto del juego. La presión alta, tanto en los gerundenses como en los sevillanos, pareció innegociable durante buena parte del choque.

La falta de espacios empezó a presentar un panorama marcado por los detalles, y así fue. Un testarazo de Dovbyk acabó con Gil Manzano llevándose la mano al pinganillo a la par que Eric lo vio más que claro con sus aspavientos, era penalti. Aleix García no soltó el cuero en ningún momento, pero no fue para lanzar desde los once metros tras la revisión del VAR, sino para ceder el balón a uno que andaba de sequía tras los últimos ocho partidos de los catalanes, Artem Dovbyk. Ni el ucraniano falló ni Chadi Riad dejó de lamentarse por un balón que tocó con la mano para lamentar el primer tanto de los ‘gironins’ (36’).

El premio de los catalanes, pero, acabó saliendo caro por romper una de las normas sagradas del fútbol. Tras los cuatro de prolongación, David López erró en un pase a Gazzaniga que acabó culminando desde lejos aprovechando que el arquero argentino estaba lejos de su arco (45’). Fue la última jugada del primer tiempo.

La segunda mitad empezó como si fuera un calco al inicio anterior, lluvia incesante y tanteo constante por parte de ambos cuadros implicados. Eso sí, esta vez empezó mejor el combinado verdiblanco, con más presencia en la mitad de campo gerundense.

El Girona pareció haberse cambiado los papeles con el contrincante, dando más protagonismo a su rival para salir al contraataque en el momento justo y necesario.

Y eso planeó la dupla ucraniana, que plasmó a la perfección una ofensiva de libro para firmar el doblete de Dovbyk a pase de Tsygankov (65’). Los de Míchel volvieron a adelantarse.

Fue entonces cuando los béticos dieron un paso al frente, mostrando la total voluntad de no marcharse de vacío de un estadio que no conocía la derrota desde la visita del Real Madrid. Dicho lo cual, William José decidió hacerle un pulso por el MVP a Dovbyk y firmó un nuevo tras un nuevo error de David López, que medio se resbaló en la marca. El brasileño no falló a la hora de poner las tablas en el electrónico (76’).

A menos de diez para los noventa reglamentarios, Míchel decidió mover el árbol y dar entrada a tres protagonistas de golpe, contrarrestando a los visitantes y, en especial, a Isco, claro destacado en cuanto a los hombres del técnico bético. Eso tuvo su efecto en el descuento, bien lo supo Stuani.

Fue en el minuto 92 y con cinco de añadido. El charrúa hizo saltar por los aires todos los paraguas de Montilivi con un balón que entró llorando tras un doble remate del hombre gol en Girona. Todo el banquillo saltó, a excepción de Míchel, para celebrar lo que, finalmente, resultó con tres puntos más que valiosos para un Girona que da un paso de gigante hacia la Champions y deja al Betis con cuatro derrotas consecutivas.

spot_img

Related Articles

spot_img

Destacados