Redacción – La derrota de Garbiñe fue dolorosa. Empezó bien pero luego no logró mantener la ventaja y perdió 3-6, 6-4 y 6-4 ante la checa Karolina Muchova, 202 de la WTA y procedente de la previa.

La española empezó imponiendo la lógica, adelantándose por 5-0, pero luego se atascó su maquinaria.

“Al principio empezó fallando muchas bolas, yo jugué muy bien y seguramente le ayudé a que jugase bien, y luego tuvo un nivel muy alto y estuvo fallando muchísimo menos”, afirmó Garbiñe.

La española pareció jugar a medio gas, con poca velocidad de bola y escasa contundencia, dando lugar a que fuera su rival la que tomara el mando y desplegara un completo arsenal de recursos, mientras Garbiñe no parecía encontrar la forma de cambiar el ritmo del partido.