El Real Madrid se ahoga sin Sergio Ramos

0
101

El Real Madrid se aferra a la vuelta de su gran capitán como un náufrago a una tabla en medio del océano. La lesión sufrida por el camero con la selección nacional en el bíceps femoral derecho le debía apartar de los terrenos por un espacio de entre 10 y 15 días. Teniendo en cuenta que el parte médico se conoció el 19 de noviembre, el partido del sábado ante el Sevilla en el Sánchez Pizjuán, 16 días después, podría ser el de su reaparición.

Todo dependerá de su evolución y del nivel de riesgo que quiera asumir Zinedine Zidane, aunque la trascendencia que este choque puede tener para su futuro en el banquillo del Real Madrid sin duda tendrá un peso clave en su decisión.

Esto e, indudablemente, el enorme peso específico que el capitán tiene en el seno del equipo. Tanto por su indiscutible liderazgo como por su aportación sobre el terreno de juego. Los números demuestran que hay dos versiones del Real Madrid, al menos si nos ceñimos a lo que llevamos de temporada: una, cuando el ‘4’ está sobre el terreno de juego y otra, cuando no puede participar en el partido. Es ahí, sin él, cuando el Real Madrid se ‘ahoga’.

Las dos caras

Con él, lo que ha sucedido este curso en 10 de los 15 duelos oficiales jugados hasta el momento por el conjunto madridista, los de Zidane ganan el 60% de sus encuentros, empatan el 20% y pierden el 20% restante. Unos porcentajes que son exactamente inversos cuando el de Camas se ha ausentado del terreno. Entonces, sin su gran referencia no sólo defensiva sino hasta anímica, los blancos sólo han ganado el 20% de sus partidos (1 de 5), empatado otro 20% y perdido el 60%.

También los registros goleadores se ven modificados en función de si SR4 juega o no. Tanto a favor como en contra. Con él se encajan una media de 1,3 goles, sin él la cifra se eleva hasta los 1,6. Y con él la media realizadora es de 1,9 tantos por encuentro, mientras que sin él ‘cae’ hasta el 1,2 goles por choque.

Cifras que reflejan sin duda el ascendente que tiene sobre el equipo un Sergio Ramos al que el club le discute la renovación de un contrato que expira el próximo mes de junio.

Sigue siendo duda

De momento, el camero sigue siendo duda para el partido de mañana en Sevilla. Ayer entrenó con balón, aunque en solitario, sin integrarse todavía con el grupo, igual que Dani Carvajal. Ambos combinaron este trabajo con el realizado en el gimnasio. Habrá que esperar hasta la sesión de hoy (16.15) y la publicación de la lista de convocados para saber si entra o no en la convocatoria.