Redacción – Sheik Mansour, propietario del Manchester City, tiene un primo que es igual de ambicioso como él.

Se trata del jeque Khaled Bin Zayed Al Nehayan, que pertenece a la familia que gobierna en Abu Dhabi.

Khaled empezó a entablar negociaciones con los dueños del Liverpool a finales del 2017 y a principios del 2018, con el principal objetivo de llevar a cabo la compra total del club londinense.

El miembro de la familia de los emiratos ofreció una estratosférica propuesta para hacerse con el control del club: 2 billones de libras.

Aunque el primo de Mansour no posea la inmensa riqueza del multimillonario propietario del City, es uno de los empresarios más exitosos en el estado del Golfo.

Midhat Kidwai, director gerente del conglomerado de compañías del jeque Khaled, también se reunió con el presidente de Liverpool, Tom Werner, en Nueva York. Sportsmail accedió a los documentos que describen la compra que habría sido una empresa conjunta entre Sheik Khaled y un socio minoritario chino.

Si el ofrecimiento de 2 mil millones hubiera sido aceptado por los magnates del conjunto rojo, se habría convertido en la transacción más alta de la historia del deporte a la hora de adquirir la totalidad de un club. Es evidente que los propietarios del subcampeón de la pasada edición de la Champions League están buscando activamente inversores pero no estarían interesados en vender la entidad en toda su totalidad.