El morbo está servido: Messi contra Neymar en el Barça-PSG

0
206

En febrero se reencontrarán Neymar y Leo Messi como rivales en los octavos de final de la Champions League. Nunca se han visto las caras en un terreno de juego desde que Ney se fugó al Paris Saint-Germain el verano de 2017 para ser el número uno del mundo lejos de Messi. Muy pronto se arrepintió el brasileño de haberse largado del FC Barcelona y de dejar de tener como socio al argentino intentando su regreso al Camp Nou pero sin contar con el beneplácito del PSG y de su presidente, Nasser Al-Khelaïfi.

Pudieron enfrentarse en las semifinales de la Copa América 2019 que ganó Brasil (2-0) a Argentina pero Neymar estaba lesionado, al igual que en el amistoso con triunfo albiceleste y gol de Messi el 15 de noviembre de 21019 en Arabia Saudí.

El doble enfrentamiento entre Messi y Neymar, de quien se ha descartado que tenga una fractura en su tobillo izquierdo tras retirarse ayer ante el Lyon, llegará con las declaraciones frescas del brasileño deseando jugar de nuevo con Leo. Tras marcar dos goles al Manchester United (1-3) el 2 de diciembre, dijo a ESPN: “Lo que más quiero es volver a jugar a Messi. Lo que más quiero es volver a disfrutar. El año que viene tenemos que jugar juntos seguro”.

La eliminatoria llegará ya con Leo libre para negociar con cualquier club al estar a menos de seis meses de acabar su contrato el 30 de junio. El PSG es uno de los equipos interesados en ficharle. Ahora bien, por aquel entonces habrá ya también nuevo presidente del Barça, electo en las urnas el 24 de enero, para intentar convencerle de seguir en el club al que llegó con 13 años.

Neymar, apercibido de cara a la vuelta

Quien deberá ir con cuidado en el partido de ida en el Camp Nou es Neymar, que lleva dos tarjetas amarillas en esta edición de la Champions League. En caso de ver otra en Barcelona, se perdería el segundo asalto en el Parque de los Príncipes.

Rafinha, también contra el Barça

Además de Neymar, otro exazulgrana regresará al Camp Nou. El internacional brasileño dejó el Barça el 5 de octubre rumbo al PSG por tres millones en variables y el 35% de una futura venta. Su alta ficha en el Camp Nou y la desconfianza de Ronald Koeman en él propiciaron su marcha in extremis. Gran amigo de Neymar, con quien compartió mucho tiempo fuera del campo en el Barça, ha jugado seis de sus ocho partidos en la Ligue 1 como titular y en la Champions ha aparecido en los seis de la liguillas pero sólo una vez en el once inicial.