El clásico portugués da vuelta al mundo por una batalla campal

0
1223

Porto y Sporting firmaron ayer un empate (2-2) en un gran clásico de la 22ª jornada de la Primeira Liga portuguesa después de que los verdiblancos dejaran escapar una ventaja de 0-2. Pero eso no fue lo más destacado, desgraciadamente.

Y es que tres polémicas jugadas en un partido de extrema tensión entre el primer (Porto, 60 p.) y segundo clasificado (Sporting, 54 p.) acabaron con 11 tarjetas amarillas y una tarjeta roja tras la expulsión del uruguayo Coates. El capitán del Sporting recibió una segunda tarjeta amarilla tras una falta sobre Evanilson y fue expulsado en el 49′.

El partido se convirtió en una disputa fuerte que al final terminó en gresca. El encuentro terminó, ya en el minuto 100, con cinco jugadores totales expulsados (dos por el lado local y tres por los visitantes). Una de las cartulinas rojas se la llevó, como si fuera tradición, el ex central del Real Madrid Pepe, que se encaró a uno de los integrantes del cuerpo técnico del Sporting.