Redacción – Con una mala imagen el Atlético de Madrid logró tres puntos en el derbi ante el Rayo Vallevano con un gol de Antonie Griezmann.

Muy mala presentación del equipo de Simeone, pocas ideas ofensivas y apenas creó ocasiones de peligro.

El Atlético acabó arrinconado en su área. No mereció ni de lejos el triunfo ante un Rayo que dejó unas sensaciones muy distintas a las del primer partido de Liga.

En un partido para el olvido apenas había espacio para que Costa encontrase esos pases en profundidad que le gustan, ni esos espacios entre líneas para Griezmann o Correa.

El único gol del partido lo hizo Griezmann, que aprovechó una oportunidad para quedarse con los tres puntos en un día para el olvido para los dirigidos por Diego Simeone.