18.5 C
New York
lunes, mayo 20, 2024
spot_img
spot_img

Dani Alves compareció por segunda vez en los juzgados tras su libertad condicional

spot_img

El brasileño tiene libertad provisional tras pagar una fianza de un millón de euros.

El exfutbolista Dani Alves ha comparecido por segunda vez en la Audiencia de Barcelona después de salir en libertad provisional el 25 de marzo tras pagar una fianza de un millón de euros, mientras se resuelven los recursos sobre su condena a cuatro años y medio de prisión por violación.

El futbolista ha llegado al Palacio de Justicia de Barcelona pasadas las doce del mediodía acompañado de su abogada, Inés Guardiola, para presentarse ante la secretaría de la sección 21 de la Audiencia de Barcelona, donde ha estado alrededor de diez minutos, hasta que ha abandonado el edificio.

El brasileño ha sido condenado en primera instancia a cuatro años y seis meses de prisión por violar a una joven en los lavabos de la discoteca Sutton de Barcelona el 30 de diciembre de 2022, y ha estado en la cárcel un total de 14 meses.

La sección 21 de la Audiencia de Barcelona, sala que le juzgó y condenó, permitió a Alves salir de la cárcel cuando consignara una fianza de un millón de euros, con el voto particular en contra de uno de los tres magistrados, mientras se resuelven los recursos contra la sentencia que lo condenó por violación.

Finalmente, Dani Alves abandonó la cárcel de Brians 2, en Sant Esteve Sesrovires (Barcelona), el pasado 25 de marzo, después de haber podido consignar ese mismo día por la mañana el millón de euros impuesto por la Audiencia de Barcelona.

El tribunal le impuso como medidas cautelares la retirada de sus dos pasaportes -brasileño y español-, la prohibición de abandonar el país y la obligación de comparecer cada viernes ante la secretaría de la sección 21, o el último día laborable previo en caso de que sea festivo.

Alves compareció por primera vez ante la Audiencia Provincial la mañana del jueves de la semana pasada, puesto que al día siguiente -Viernes Santo- era festivo, aunque en esa ocasión llegó a los juzgados a una hora más temprana, sobre las 09:20 horas, también junto a su letrada.

El brasileño ha llegado este viernes, igual que en la ocasión anterior, en un coche conducido por un amigo, que ha aparcado en un lateral del Palacio de Justicia, desde donde el deportista ha recorrido, acompañado de Guardiola, los escasos metros hasta la entrada principal.

El exfutbolista del FC Barcelona, vestido en esta ocasión con una gorra, un pantalón de chándal y una chaqueta de entretiempo negra, una camiseta blanca y gafas de sol, ha mostrado de nuevo una actitud tranquila, sin prestar atención a la prensa que esperaba su llegada.

Pese a ser preguntado por los periodistas a la salida, el exfutbolista ha rechazado responder a ninguna pregunta y, únicamente Guardiola, tras ser interpelada por si seguía defendiendo la inocencia de su representado, ha manifestado, antes de cerrar la puerta del coche, con un rotundo: “Sí, por supuesto”.

Los Mossos d’Esquadra, igual que hicieron en la anterior comparecencia la semana pasada, han montado un dispositivo con vallas y varios agentes frente a la entrada del Palacio de Justicia por cuestiones de seguridad, que la policía catalana ha comenzado a retirar cuando el brasileño ha abandonado el lugar.

Por su parte, la Fiscalía Provincial de Barcelona presentó un recurso de súplica contra la decisión de dejar en libertad bajo fianza a Alves -algo que también anunció que haría la letrada de la víctima-, al considerar que el riesgo actual de fuga es “incluso mayor” ahora ante la existencia de una condena.

spot_img

Related Articles

spot_img

Destacados