Con un penal polémico el Manchester United remontó al Nottingham Forest en la Premier League

0
314

Con un penal dudoso, provocado por Marcus Rashford, en plena agitación local, transformado por el portugués Bruno Fernandes, el Manchester United consumó, a un cuarto de hora del final, una meritoria remontada de dos goles, renta con la que se encontró el Nottingham Forest en los cuatro primeros minutos.

La segunda victoria del curso del conjunto de Erik Ten Hag llegó desde atrás. Con una mejoría evidente con el paso de los minutos, la irrupción de Antony, desequilibrante, el aspecto diferencial de Marcus Rashford y el liderazgo de Bruno Fernandes.

El United, que ganó al Wolverhampton en la fecha inicial pero que encajó su primera derrota con el Tottenham, se reencontró con el triunfo a pesar de que la salida de su rival planteó un recorrido insospechado. El Forest, que afrontó el choque con la victoria frente al Sheffield tras la derrota contra el Arsenal, sorprendió al Manchester. Incluso, pudo empatar en el tramo final, cuando el equipo de Ten Hag se relajó después de dar la vuelta a un marcador adverso.

Por eso el final, y los once minutos de añadido, se le hicieron eternos al Manchester United que a los cuatro tenía ya un 0-2 en contra. Y es que el equipo de Steve Cooper aprovechó a la perfección sus ocasiones.

La primera, en el minuto 2, en un córner lanazado por Bruno Fernandes. Nadie lo remató y lo tomó Morgan Gibbs White que despejó hacia el nigeriano Taiwo Awoniyi. Desde su propio campo el africano emprendió una carrera eterna, una cabalgada en solitario que nadie pudo igualar. Se plantó ante Onana y no falló.

En pleno desajuste red llegó el segundo en el 4. En una falta lateral lanzada por Morgan Gibbs White que cabeceó Willy Boly, casi sin querer.

Reaccionó con convicción el United que acortó distancias pasado el cuarto de hora. Rashford tomó un rechazo del arquero Matt Turner a un disparo lejano de Bruno Fernandes, entró y metió el balón al corazón del área donde estaba el danés Christian Eriksen que marcó.

Pudo igualar Casemiro en el 26. De cabeza, en un córner de Bruno Fernandes. El brasileño remató al arco vacío. Pero su cabezazo se fue fuera.

No se encerraba el Nottingham que pudo hacer también el tercero en el tiempo añadido. La tuvo Gibbs White pero su tiro, sin oposición, se encontró en su trayectoria a su compañero Awoniyi.

El empate llegó al inicio de la segunda parte. En el 51. En un balón parado que ejecutó Rashford, acción ensayada, a Bruno Fernandes y su centro fue hacia Casemiro que esta vez, sin oposición, no fallo.

Era cuestión de tiempo el tercero. Lo pudo marcar Antony que había dado un salto al frente. Matt Turner lo evitó. A continuación Bruno Fernandes, de taco, a un pase de Antony.

Vio el panorama negro el Nottingham en el 67 cuando se quedó con diez jugadores por la expulsión de Joe Worrall por hacer falta, cuando era el último hombre, sobre Bruno Fernandes. Eran demasiadas facilidades para los reds que lograron la remontada a un cuarto de hora del final, cuando Danilo cayó en la trampa y trabó, dentro del área, a Marcus Rashford, en lo que fue una falta dudosa, pero el VAR no intervino: no falló Bruno Fernandes desde los once metros y estableció el 3-2.

Aún así lo intentó el Nottingham y Andre Onana tuvo que salir al paso en una acción de Boly que tenía pinta de un empate que no llegó.