Jordi Alba estará al menos tres semanas de baja tras confirmarse que sufrió ante el Sevilla una rotura en el bíceps femoral de la pierna derecha que deja en duda su presencia en el Clásico frente al Real Madrid del 25 de octubre.

El lateral catalán, sustituido por Sergiño Dest, quien debutó como azulgrana el domingo, fue sometido a pruebas médicas este lunes por la mañana, tras las que el Barcelona confirmó el alcance de la lesión, si bien, como es costumbre, no informó del tiempo estimado de baja, limitándose a señalar que “la evolución marcará la disponibilidad” del jugador.

De cumplirse los plazos esperados Alba quedaría fuera de los partidos frente Getafe y Real Madrid de Liga, además del debut en Champions ante el Ferencvaros, y llegaría justo a tiempo para alinearse en la segunda jornada del torneo continental, el 28 de octubre en Turín frente a la Juventus.

El futbolista azulgrana ya sufrió tres lesiones musculares tanto en la pierna derecha como en la izquierda durante la pasada temporada (septiembre, noviembre y febrero) que le apartaron de la actividad durante 12 partidos oficiales, por lo que entre los médicos del club azulgrana se ha impuesto una cautela máxima en su recuperación, minimizando los riesgos que puedan existir y solventando no acelerar innecesariamente su reaparición, más aún cuando Ronald Koeman tiene confianza máxima en Sergiño Dest, fichado inicialmente como lateral derecho pero que puede ser utilizado (ya lo hizo ante el Sevilla) con las máximas garantías por la izquierda.