Argentina perdió ante Alemania en las semifinales del Mundial Sub-17 de Indonesia

0
748

En la semifinal del Mundial Sub 17 de Indonesia, Argentina le empató en tiempo de descuento a Alemania 3-3 pero cayó en tiros desde el punto del penal (4-2).

Dos goles del equipo alemán fueron convertidos por Paris Brunner, también autor de la conquista de penal de la victoria ante España en cuartos de final. El restante lo convirtió Max Moerstedt, de cabeza, en el minuto 69.

La primera conquista de Brunner fue en el minuto siete del primer tiempo. Se metió al área grande por el margen izquierdo y con un remate rasante al primer palo venció a Jeremías Florentín.

El segundo gol, en el minuto 58, se dio tras un despeje incompleto del arquero Florentin. Brunner recibió en tres cuartos de cancha, cortó en diagonal el recorrido y con un remate cruzado con pierna derecha puso el empate.

El tercero de Alemania, para girar por completo el resultado, fue con un cabezazo bombeado certero de Moerstedt, que dejó sin chances a Florentín.

En Argentina, los tres goles fueron convertidos por Agustín Ruberto. La primera conquista llegó en el minuto 35 después de intentar alcanzar el gol con mucho carácter y voluntad. Dylan Gorosito peleó una pelota perdida en el margen derecho, se metió en el área y tras el centro atrás apareció el goleador para estampar el empate.

El segundo gol albiceleste se dio en el final de la primera mitad, en tiempo de descuento (minuto 49). Valentino Acuña le dio el pase a Ruberto, quien hizo una gambeta precisa dentro del área y definió cruzado al segundo palo.

Y el tercero, fue dramático, en tiempo de descuento: Claudio Echeverri puso un pase en profundidad delicioso y Ruberto transformó la acción en gol con remate cruzado con pierna izquierda.

En otras chances claras de Argentina, Echeverri, en el inicio del partido, esquivó al arquero Konstantin Heide pero no alcanzó a completar la jugada para hacer el gol. Luego Ruberto, a los nueve minutos, remató desde las puertas del área pero su disparo se fue afuera. A los 22 minutos, de nuevo Echeverri no pudo conectar un centro desde la izquierda y Gustavo Albarracín, mano a mano con el arquero, perdió el duelo de frente al arco.

En el minuto 37, ya con el partido empatado y previo al segundo gol de Ruberto, un centro atrás desde la izquierda de Valentino Acuña fue impactado por el siempre peligroso Echeverri, pero el arquero Heide controló con seguridad.

Ya en el complemento, Argentina, que tuvo el ingreso de Juan Villalba por Octavio Ontivero, arrancó con todo y tuvo el tercer gol en el botín izquierdo de Acuña el minuto 46, pero su tiro se fue apenas por arriba del travesaño. Y en el ataque siguiente, Florentín, al mejor estilo Dibu Martínez, atajó con su pierna izquierda un mano a mano de Moerstedt.

Tras el empate de Alemania por intermedio de Brunner, Placente metió mano en el equipo. En el minuto 59, Franco Mastantuono ingresó por Acuña y Thiago Laplace por Ian Subiabre. Sin embargo, Alemania llegó al tercer gol, giró el resultado y obligó al banco a argentino a una nueva modificación: en el minuto 72, Kevin Gutiérrez entró por Albarracín.

En el minuto 90, Echeverri tuvo el empate pero su disparo fue al cuerpo del arquero Heide, que celebró la tapada como un gol. Luego, el ingresado Mastantuono remató ingresando al área con pierna izquierda, pero de nuevo Heide, gran figura, desvió el remate.

Sin embargo, tanto insistir tendría premio: Ruberto, tras pase en profundidad impecable de Echeverri, puso el tercer gol de Argentina, completó su hat-trick personal, y envió el partido a la definición por penales.

Luego del gol de Ruberto, Placente, pensando en los penales, hizo ingresar al arquero Franco Villalba, especialista, en lugar de Florentín, para la definición desde los doce pasos.

En penales, Alemania se impuso 4-2. Convirtieron Da Silva Moreira, Ramsak, Harchaoui y Brunner para los ganadores. Villalba detuvo el remate de Jeltsch. Por el lado argentino, convirtieron Giménez y Villalba, mientras que Heide detuvo los tiros de Mastantuono y Echeverri.