El delantero de Olimpia, Yustin Arboleda, reconoció que las expulsiones son la parte débil de su carrera como jugador.

“Soy consciente que el tema de las expulsiones ha sido uno de mis puntos débiles, porque en ocasiones dejo al equipo en situaciones complicadas por una irresponsabilidad”, d”jo Arboleda.

Agregó “pero estoy tratando de mejorar cada día. Es bien complicado perderme un partido por una roja, son circunstancias de juego, no hay que llorar por la leche derramada y mejorar lo que vengo diciendo”.

Arboleda además dijo que espera poder cumplir el sueño de llegar lejos en la Liga de Campeones de Concacaf.