América logra segunda victoria consecutiva y no le pierde la pista al Cruz Azul

0
164

El América de México curó las heridas después de perder en la mesa contra el Atlas y este miércoles consiguió su segundo triunfo consecutivo ante el Tijuana.

América en los primeros segundos tuvo la primera oportunidad frente al marco rival luego de la presión rápida que generó frente a la defensa rival, ya que un rebote de la pelota benefició a Roger Martínez, quien se perfiló solo frente a Jonathan Orozco, pero su definición fue mala y estrelló la redonda en el cancerbero.

Luego de esa llegada tempranera, el primer tiempo se convirtió en una lucha constante por controlar la pelota, imponer condiciones en el área rival, pero al momento de buscar generar una ocasión de peligro, todo se quedó en leves intentos que fueron desapareciendo conforme avanzaban los minutos.

Roger intentó aprovechar la titularidad que le entregó esta noche el técnico Santiago Solari, pero el colombiano no estuvo fino después de fallar la oportunidad más importante. Luchó y buscó por medio de su físico imponerse a los rivales, pero dentro del área no gozó de una buena oportunidad o espacio que le pusiera de cara ante Orozco.

Luego de varias intentonas por parte del equipo de Solari, el conjunto capitalino aprovechó un tiro de esquina en el que el balón cayó a Pedro Aquino, quien bajó la redonda con el pecho y con un zapatazo con la pierna izquierda venció a Orozco. El silbante central decretó mano del peruano, pero luego de recibir el apoyo del VAR, corrigió su marcación y validó el tanto emplumado.

América fue creciendo, dominando al rival y comiendo metros en el campo rival, por lo que la sensación de peligro se acrecentaba con el correr de los minutos.

América sentención el cotejo luego de un rechace de Orozco a un tiro de Sebastián Córdova, Leo Suárez tocó la pelota y al caer dentro del área el que no perdonó la oportunidad fue Henry Martín, quien solamente empujó la redonda a la red.

América ganó, logró su segundo triunfo en la jornada doble y volará a la Ciudad de México con la seguridad de ir disipando las dudas respecto al estilo de juego del equipo, el cual se muestra eficaz ante la necesidad de entregar resultados.