El jugador de Motagua, Wilmer Crisanto, tuvo que ser intervenido quirúrgicamente después del clásico ante Olimpia porque recibió un corte en la ceja izquierda en un duelo con Javier Portillo.

“Nuestro jugador, Wilmer Crisanto le realizaron 4 puntadas en su ceja izquierda, después de una jugada con mala intención de Javier Portillo que mereció ser expulsado”, redactó Motagua en su tuit.

El jugador de los azules recibió la atención médica con calidad y se encuentra en recuperación.