Tribunal rechaza que se incumplen los derechos de Dani Alves

0
227

El tribunal que juzga al exjugador del Barça Dani Alves por agresión sexual le ha permitido declarar al final del juicio, mientras ha rechazado las alegaciones de vulneración de derechos planteadas por su abogada: “el acusado estuvo asistido por su defensa desde el primer momento”.

La sección 21ª de la Audiencia de Barcelona ha zanjado así las cuestiones previas planteadas por las partes al inicio del juicio, trámite que la letrada de Alves, Inés Guardiola, ha aprovechado para pedir la nulidad de la causa argumentando que se le investigó a sus espaldas y que el futbolista ha sido sometido a un juicio paralelo.

Una alegación a la que se han opuesto tanto la Fiscalía como la acusación, que han resaltado que el daño de exposición mediática lo ha sufrido la víctima, después de que la madre de Alves publicara en su perfil de Instagram no sólo la identidad de la joven sino también vídeos de ellas.

El tribunal ha descartado que se vulneraran los derechos del acusado durante la investigación del caso porque, a priori, no ha observado “ninguna anomalía determinante” en la instrucción y, además, le consta que “Alves estuvo asistido por su defensa desde el primer momento” mientras la denuncia por agresión sexual “seguía su cauce”.

También ha rechazado que se haya causado indefensión al acusado por el juicio paralelo que ha denunciado su defensa, que ha aportado al tribunal medio millar de informaciones sobre el caso.

La sala, eso sí, ha accedido a la petición de la defensa de que Alves declare al final del juicio, después de los testigos y las pruebas periciales, porque pese a que la alteración del orden habitual de la vista es una “cuestión polémica” en este caso está “plenamente justificada” para garantizar que el acusado responda al interrogatorio “con pleno conocimiento de todas las pruebas” practicadas.

De esta forma, Dani Alves declarará en la última sesión del juicio, prevista inicialmente para el próximo miércoles por la tarde, una vez hayan comparecido la víctima -que es interrogada hoy a puerta cerrada- y una treintena de testigos y antes de que las partes expongan los informes con sus conclusiones definitivas.

El tribunal también ha rechazado la petición de la defensa de que la declaración de la víctima -a puerta cerrada- se grabe con la voz distorsionada y la imagen pixelada, al considerar que es una medida que se adoptó para conjugar la protección de la denunciante con el derecho de defensa, por lo que también estará protegida por un biombo para que no haya confrontación visual con Alves.