Redacción – El Toronto FC vendió al Jugador Más Valioso de la MLS 2015, Sebastian Giovinco, al club de Arabia Saudita Al-Hilal FC el miércoles.

Giovinco, de 32 años, ganó 7.1 millones de dólares en 2018 y se encontraba en un punto muerto en su contrato con Toronto FC, al acercarse el plazo de la ventana de transferencia de la FIFA. El club dijo a principios de esta semana que había rechazado una oferta de un club de Arabia Saudita.

El ex jugador de la Juventus estaba entrando en el último año de su acuerdo y dijo que se le ofrecieron los términos de un nuevo contrato que “consideraba inaceptable”.

“Sin duda, puedo decir que quería que terminara de manera diferente”, escribió Giovinco en Instagram el miércoles por la noche. “Como siempre he mantenido, esperaba renovar mi contrato y terminar mi carrera como jugador en una ciudad que siento como mi casa. Es aquí donde nació mi hija y donde mi hijo dio sus primeros pasos en un campo de fútbol. Un lugar en el que mi familia ama vivir y quería llamar a casa para siempre.

Desafortunadamente, este deseo nuestro ha chocado con un cambio de dirección con la administración actual de TFC. Durante los dos años que he estado buscando extender mi contrato, la administración se mostró renuente. Después de negarme a ejercer la opción del club para 2020, me ofrecieron términos que consideré inaceptables. Pueden decir que me fui a un acuerdo más lucrativo, pero este no es el caso. Su oferta y falta de transparencia es un mensaje claro. Parece que la gerencia prefiere enfocarse en cosas que no sean el puro deseo de ganar.

“Después de haber crecido la marca y haber aumentado la reputación general de TFC tanto en el país como en el extranjero, parece que ya no sirvo para un propósito. Hubiera aceptado menos para quedarme en Toronto. Por lo tanto, anuncio a regañadientes que mi permanencia como jugador de TFC ha llegado a su fin. Ahora enfocaré mi atención y mis esfuerzos hacia otro desafío. Me llevo hermosos recuerdos. Toronto -the 6ix-, eres y siempre estarás en mi corazón. Gracias por todo lo que me has enseñado sobre mí. y sobre la vida. Te amo Toronto! Seba”.