Real Madrid entrena pensando en Liverpool con ocho bajas

0
159

El Real Madrid realizó su tercer entrenamiento de la semana en la Ciudad Deportiva de Valdebebas de cara al partido de visita al Eibar del próximo 3 de abril y los cuartos de final de Champions contra el Liverpool, que comienza con la ida el próximo 6 del mismo mes.

Zinedine Zidane tiene grandes problemas, entrena su equipo con varias ausencias. Tiene a seis jugadores que están disputando con sus selecciones los partidos clasificatorios al Mundial 2022. Además, cuenta con diferentes bajas, varias de ellas inesperadas. Aunque la idea es que muchos se recuperen en los próximos días, a falta de dos semanas para el decisivo cruce de la Liga de Campeones, tiene ocho futbolistas con molestias.

Asensio y Lucas se ausentaron por segundo entrenamiento consecutivo. Ambos realizaron trabajo específico en el gimnasio. Compatieron parte de la sesión en el interior de las instalaciones con Odriozola y Mariano, pero estos últimos si que saltaron al césped para seguir trabajando con sesión en solitario. Ambos están en la fase final de recuperación de diferentes lesiones musculares.

Quien ya está en Madrid es Toni Kroos, que tuvo que regresar de la concentración alemana en Dusseldorf por unas molestias en los aductores. En su llegada, se le realizaron pruebas y se descubrió una pequeña lesión. Es baja para Eibar y duda para la ida de la Champions. Situación similar a la de Valverde, que salió tocado del duelo contra el Celta y tiene molestias en la pierna derecha. En su caso, tiene más complicado jugar contra el conjunto inglés.

Por último, Carvajal y Hazard siguen trabajando al margen centrados en solucionar sus problemas con las lesiones musculares. Han sido los más golpeados en este sentido durante esta temporada y el club está trabajando a conciencia con ellos para cortar la mala racha. El lateral tiene una previsión más favorable, y podría regresar al trabajo con sus compañeros en un par de semanas. Con Hazard hay más dudas y su pronóstico es reservado.

El resto del equipo se ejercitó con normalidad en una sesión en la que volvió a haber gran presencia de La Fábrica. Zidane tiene muchos días por delante para preparar las que serán las dos semanas más importantes de la temporada.