Redacción  Liverpool comenzó la defensa de su título de la Champions League con una derrota por 2-0 en Nápoli, gracias a los goles en el tramo final del partido del belga Dries Mertens (82 de penal) y del español Fernando Llorente (90+2).

En San Paolo se vio un partido abierto entre dos equipos ofensivos y si bien los ingleses tuvieron mejores ocasiones de gol, los napolitanos, que se habían visto salvados por las atajadas de Alex Meret, se llevaron los tres puntos.

El partido en Italia comenzó con mucho ritmo y ambos equipos tuvieron ocasiones para marcar. El árbitro anuló un tanto al mexicano Hirving Lozano por posición antirreglamentaria (7) y el belga Dries Mertens trató de sorprender a Adrián con un globo desde 30 metros, pero el arquero español estuvo atento para atajar la pelota (19).