Redacción – Motagua anoche con toda su afición a favor no pudo cumplir su sueño de coronarse campeón de la Liga de Cancacaf.

El equipo azul estaba obligado a ganar, pero no pudo pasar de un empate sin goles ante el Saprissa.

El marco de aficionados era impresionante, los azules llenaron el estadio Nacional y el «Templo Sagrado» estaba repleto, pero no fue suficiente para conseguir el objetivo.

Motagua perdió su segunda final consecutiva en esta competencia internacional. La edición pasada fue ante el Herediano y ahora contra el Saprissa. Ambos equipos costarricenses.