México se coronó campeón del Preolímpico de Concacaf; Honduras cayó como gigante

0
169

México se coronó campeón del Preolímpico de Concacaf al vencer 5-4 en los lanzamientos de penales después de empatar en los lanzamientos penales.

Sebastián Jurado se convierte en el héroe del Preolímpico de la Concacaf. El portero de la Selección Mexicana vino de la banca, tras la lesión de Luis Ángel Malagón en fase de grupos, y se consolidó en la figura de la final. México Sub-23 empató a uno en el tiempo regular y venció 5-4 a Honduras en la tanda de penales.

El Tricolor estuvo por primera vez contra las cuerdas en todo el Preolímpico de la Concacaf. El equipo de Jaime Lozano llegó sin despeinarse a la final, pero Honduras, el cuarto lugar en Río de Janeiro 2016, estuvo a punto de arrebatarle el cetro de campeón.

Contra Honduras, México jugó hasta en contra de las supersticiones, porque empezó a circular en redes sociales la imagen de Alan Cervantes tocando la Copa del Preolímpico de la Concacaf y se pensó que eso podría desatar una maldición en contra del Tricolor.

El equipo catracho, que dejó en el camino a Estados Unidos, abrió el marcador, con un gol de Edwin Rodríguez al minuto 71. Era tiempo de los héroes de otros partidos, entraron Sebastián Córdova, Uriel Antuna y Alexis Vega para buscar el empate, sin éxito.

No era el día de los ídolos de otros partidos, porque primero Sebastián Jurado mantuvo a Honduras con el 1-0, y después, José Juan Macías, ausente todo el torneo, anotó el empate a uno, cuando Jaime Lozano estaba a punto de sacarlo de cambio.

Se consumió el tiempo regular y los tiempos extras, llegaron los penales y Jurado condicionó a Honduras desde el primer disparo. El arquero del Cruz Azul le detuvo el tiro a Obregón y dejó la puerta abierta para que México atinara en sus siguientes cinco disparos.

No falló el equipo en la tanda de penales, Alexis Vega anotó el gol que le da el titulo a México, a pesar que México jugó contra la maldición de tocar la copa, la ausencia de su portero titular y el cansancio de apenas descansar dos días. El Tricolor ahora piensa en Tokio 2020.