8.5 C
New York
jueves, abril 18, 2024
spot_img
spot_img

Mauricio Dubón puesto out en home plate en el inicio de la temporada

spot_img

Los Yankees derrotaron a los Astros 5-4 en el primer partido

Los grandes jugadores a menudo hacen grandes cosas, así que no fue sorpresa ver al dominicano Juan Soto dejar su huella de manera enfática en su primer Día Inaugural como miembro de los Yankees. Que el momento fuera impulsado por su brazo, y no por el trueno de su swing, fue un giro que incluso sus compañeros de equipo no podrían haber anticipado.

Soto atacó el sencillo de Kyle Tucker al jardín derecho en la novena entrada e hizo un fuerte tiro directo al plato, retirando al hondureño Mauricio Dubón antes de que éste anotara la potencial carrera del empate mientras los Yankees se aferraban a una victoria por 5-4 sobre los Astros la tarde del jueves en el Minute Maid Park para dar inicio a la temporada 2024.

“Trabajé durante todo el Spring Training en mi brazo y en los tiros desde el jardín derecho”, dijo Soto. “Es simplemente una gran sensación. Solo te dice que estoy yendo en la dirección correcta con lo que he estado haciendo, y estoy bien emocionado de seguir haciéndolo”.

El tiro de Soto llegó de un bote al receptor José Trevino, quien estaba posicionado hacia la línea de tercera base en territorio bueno y luego se echó hacia atrás para interceptar a Dubón deslizándose. Mientras los Astros reclamaban, pidiendo a los árbitros que revisaran si Treviño había tocado a Dubón o si había habido interferencia, Soto observó una repetición en la pantalla y le dijo a su compañero de equipo Aaron Judge que no tenían de qué preocuparse.

“En esa situación, tienes que tirar. Tienes que salvar el juego”, comentó Judge. “Lo más importante es agarrar la pelota. Mucha gente se salta ese paso y eso es lo que causa muchos problemas. Él estuvo tranquilo. Recogió la pelota y luego confió en su brazo. Hacemos mil tiros durante la temporada muerta y la pretemporada. Realmente es memoria muscular”.

“Si le preguntas a cualquier receptor, es una jugada difícil”, mencionó Trevino. “Pensé que [Soto] tuvo una buena reacción, llegó y tiró bien hacia una buena zona donde yo podía atraparla y tocar al corredor”.

La espectacular jugada defensiva llegó cuatro innings después de que Soto consiguiera su primer hit y carrera impulsada con su nuevo club. El sencillo impulsor llegó con las bases llenas – ante el abridor de Houston, el dominicano Framber Valdez, en la quinta entrada – desencadenó un rally de tres carreras, que también incluyó un pelotazo impulsor a Anthony Rizzo y una base por bolas con las bases llenas a Anthony Volpe.

El venezolano Oswaldo Cabrera conectó un jonrón que igualó el cotejo ante el dominicano Rafael Montero en el sexto episodio, y Alex Verdugo dio un elevado de sacrificio que le dio la ventaja a los Yankees ante Ryan Pressly en la séptima.

“No conseguimos ese gran hit hoy, pero uno sentía que ahí estaban los bates”, dijo el manager Aaron Boone. “Fueron unos turnos bien pesados. Desgastaron a Framber, lo hicieron trabajar muy duro, lo sacaron de ahí. Pudimos poner lo suficiente en la pizarra”.

Verdugo también realizó una buena atrapada para robarle un extrabases a Tucker en el séptimo, ayudando a llevar a los Yankees a su mayor remontada en un Día Inaugural desde que superaron un déficit de nueve anotaciones contra los Medias Rojas el 18 de abril de 1950.

“Este fue uno de esos momentos clásicos de los Yankees: ‘El Debut de Juan’”, resumió Judge.

Nueva York tuvo que responder después de que el cubano Néstor Cortés permitiera cuatro carreras temprano a los Astros, haciendo 33 lanzamientos en una primera entrada de tres rayitas y cediendo un largo jonrón de Jake Meyers en la segunda. Cortés y Trevino ajustaron su plan de juego a partir de ese momento, enfocándose en atacar la parte superior de la zona de strike mientras el zurdo retiraba a 12 de los últimos 13 hombres a los que se enfrentó.

“Recuerdo que en el segundo inning [el coach de lanzadores] Matt Blake me dijo: ‘Solo mantén el juego cerca. Vamos a hacer algunas carreras’”, recordó Cortés. “Solo me enfoqué en hacer mi trabajo para poder darle varios innings al equipo y conseguir todos los outs que pudiera”.

El manager de los Astros, Joe Espada, dijo: “[Cortés] siguió atacando la zona y lanzando bien. Ampliamos nuestra zona para intentar hacer un poco más de la cuenta”.

Soto, tres veces All-Star, cuatro veces ganador del Bate de Plata y campeón del Home Run Derby en el 2022, ha sido mucho más celebrado a lo largo de su carrera por su potente bate que por cualquier contribución defensiva para salvar carreras. Después de pasar una primavera trabajando junto a Soto, Judge comentó: “No sé de dónde viene esa [reputación]. Ha sido un gran defensor todo el tiempo que lo he visto”.

“Tengo que hacer cosas para que comiencen a hablar, cosas como las que hice hoy”, añadió Soto. “Sé que van a estar hablando sobre mi defensiva más tarde”.

Quizás la actuación del jueves sea un indicio de lo que vendrá para Soto y los Yankees. Este equipo no tiene muy buenos recuerdos del Minute Maid Park, donde han sufrido desilusiones y decepciones demasiadas veces, incluyendo derrotas en los playoffs que pusieron fin a sus postemporadas en 2017 y 2019.

Sin embargo, Soto no tiene recuerdos de un CC Sabathia llorando o un triste Brett Gardner caminando de un lado a otro en el silencioso clubhouse de visitantes, ni de un angustiado Judge intentando explicar los fallos del club en octubre. Cuando Soto batalló contra los Astros en la postemporada, salió airoso, ayudando a los Nacionales a ganar la Serie Mundial del 2019. No es de extrañar que Soto crea que estos Yankees pueden hacer lo mismo.

“No solo en el Día Inaugural. Durante todo el año”, apuntó Soto. “Esta es una gran victoria”.

TOMADO DE LA MLB

spot_img

Related Articles

spot_img

Destacados