Luis Suárez vuelve a estar en el radar por una agresión contra un rival en la Champions

0
161

Durante el partido de ida de los octavos de final de la Champions League entre el Atlético de Madrid y el Chelsea, donde ganó el equipo inglés 1-0, dejó un curioso detalle del que se percataron en Inglaterra y que está recorriendo el mundo.

Los protagonistas de dicha acción fueron el delantero uruguayo Luis Suárez y el defensor alemán Antonio Rudiger, quienes terminaron siendo separados por sus compañeros y el árbitro antes de que las discusiones pasaran a mayores.

Una vez terminado el encuentro en el Arena Nacional de Bucarest, en donde el cuadro colchonero hizo de local, las transmisiones británicas se hicieron eco de ese momento en el que El Pistolero había pellizcado la pierna del jugador blue.

La jugada se produjo a los 78 minutos cuando el Atlético buscaba el empate que le diera un poco más de tranquilidad. Allí, en un ataque del conjunto de Simeone, Suárez recibió un pase en profundidad de Correa que Rudiger logró interceptar. Ambos continuaron luchando por la posesión hasta la línea de fondo y fue entonces cuando comenzaron a discutir acaloradamente.

Posteriormente, en la repetición de la jugada se pudo ver el momento en el que el uruguayo pareciera pellizcarle la parte interna del muslo al alemán, quien rápidamente le plantó cara y comenzó a insultarlo hasta que fueron separados por sus compañeros y el árbitro Felix Brych, que no sacó tarjeta para ninguno de los dos.

“Si abroncas a tus hijos y pasan de morder a pellizcar, lo estás haciendo bien”, bromeaba al ver las imágenes el ex mediocampista del Chelsea y actual comentarista de BT Sports, Joe Cole, recordando los polémicos episodios de Suárez, entre los que se destaca el mordisco a Giorgio Chiellini en el Mundial de Brasil 2014. Una acción por la que la FIFA le impuso una suspensión de 9 partidos, cuatro meses sin jugar y sin poder entrar a los estadios, y una multa económica de 111.700 dólares.

Ferdindad, que acompaña a Cole en las transmisiones añadió: “El árbitro nunca va a ver esto, está mirando sus caras, pero el daño real se hace debajo. Es como en la calle”.

Cabe recordar que el ex Barcelona tiene una serie de antecedentes que lo condenan. En 2010 fue suspendido por siete partidos después de morder a Otman Bakkal, cuando todavía era jugador del Ajax. Posteriormente, en 2013 la suspensión fue de 10 por hacer lo mismo en el brazo de Branislav Ivanovic, ya en el Liverpool.

La prensa escrita británica no tardó en hacerse eco de esta situación y medios como The Sun y DailyMail titularon haciendo referencia a “los viejos trucos” del uruguayo. Sportbible, en tanto, se centró en las reacciones de los fanáticos en las redes sociales: “Un usuario de Twitter escribió: ‘Suárez es un humano vil y repugnante. Un hombre adulto pellizcando a otra persona’”.

Ambos futbolistas se reencontrarán el próximo 17 de marzo en lo que será la vuelta de los octavos de final de la competencia.