Luis Suárez: “Me molestó que me dijeran que era mayor, el Barcelona me echó”

0
131

El delantero del Atlético de Madrid, Luis Suárez, contó todo lo que vivió en el momento que lo separaron del a Barcelona, reveló lo que sintió Lionel Messi cuando se enteró y que le dijo Ronald Koeman.

En las últimas horas, el tercer máximo anotador en la historia de la institución catalana reveló las razones que le dio la anterior junta directiva para no tenerlo en cuenta.

“Lo que realmente me molestó fue que me dijeran que era mayor y que ya no podía jugar al máximo nivel en un gran equipo. Esto me disgustó mucho. El Barcelona me echó, me dijeron que ya no contaban conmigo”, dijo Suárez en una entrevista que le concedió a la revista France Football.

Agregó “otra cuestión es si todavía tienes un contrato plurianual y el club quiere venderte. Pero el club indicó que de todos modos ya no me tenían en cuenta. Simplemente ya no me querían. Merecía un cierto respeto. Si no hubiera demostrado nada en Barcelona lo habría entendido, pero marqué más de 20 goles por temporada y siempre tuve buenas estadísticas, solo superadas por Leo Messi”.

En la actualidad, el presente del conjunto azulgrana y el del punta charrúa es muy diferente. Mientras el Barcelona se ubica en la cuarta posición con 47 puntos, Suárez se convirtió en la carta goleadora del Atlético Madrid, líder de la liga española. Es más, el futbolista que en enero cumplió 34 años está en la cima de la tabla de goleadores con 16 tantos, ubicación que comparte con un ex compañero y amigo Leo Messi.

“Si no hubiera mostrado nada en el Barcelona durante tres o cuatro temporadas lo habría entendido. Pero he marcado más de 20 goles cada temporada. Siempre he tenido buenas estadísticas, sólo por detrás de Messi. Llegué a cierto nivel en Barcelona durante seis años e hice lo que se esperaba de mí”, confesó.

Siguió diciendo “lo más difícil es cuando tienes una familia que desde hace seis años está acostumbrada a vivir en el mismo lugar. Tener que explicarles a mis hijos que vamos a cambiar cuando tengan sus amigos y sus hábitos en Barcelona, eso fue lo más difícil. Pero también hay que ver el lado positivo: no iba a ser feliz donde la gente ya no me quería. Ahora mi familia siente que estoy feliz y eso es lo principal”.

Por último, el jugador que convirtió 198 goles con la camiseta blaugrana dijo que se sintió atraído por irse a un club ambicioso como lo es el Aleti y que su mentalidad fue clave para demostrar su vigencia en una competición de alto nivel. “Nunca me rendí, ni siquiera en momentos difíciles. Es una cuestión de autoestima. Después de todos estos años en el Barcelona, quería demostrar que todavía puedo ser útil al más alto nivel”.