Redacción – Lionel Messi aseguró que no le gusta ser reemplazado y que prefería iniciar los partidos en la banca.

En el pasado, el capitán de Barcelona se ha negado a salir de un partido incluso cuando su equipo está ganando por un amplio margen.

“No me gusta ser sustituido”, declaró Messi a TYC Sports. “Prefiero entrar desde el banco y jugar menos que salir.

“Lo digo porque muchos partidos se definen al final o encuentras más espacios porque hay varios rivales cansados. Prefiero entrar a disfrutarlo que salir y perderme lo mejor”.

Messi ha anotado 674 goles en 829 partidos para Barcelona y Argentina pero dijo que anotar es sólo una parte de su juego.

“Sigo pensando que no soy un goleador de esos típicos”, indicó. “Me gusta más venir de atrás, estar en contacto con la pelota y crear, pero también llegar y hacer goles.

“Pero también me gusta llegar y anotar pero no vivo de hacer goles. Me gusta estar en contacto constante con el balón.

“Aprendí a regularme adentro del partido y a encontrar el momento. Por ahí hay momentos donde no tengo que entrar en el juego o no toca que yo participe y espero a que llegue el momento donde pienso que es más adecuado para hacer el desgaste físico ahí.

“Fui creciendo en leer mejor los partidos, en qué momento y dónde ser efectivo y determinante y de a poco con el tiempo eso lo fui ganando”.