La Juventus y el FC Barcelona han intensificado los contactos con el objetivo de completar, por fin, el fichaje de Luis Suárez por el conjunto piamontés. Las buenas relaciones existentes entre ambos clubes desde la operación Pjanic-Arthur favorecen una operación en la que se deben solucionar los flecos económicos referidos a todas las partes, y además el uruguayo debe liquidar los aspectos burocráticos referidos a su pasaporte italiano.

Barça y Juve trabajan para ajustar las cantidades y condiciones de una operación que finalizará con un traspaso que se traducirá en alguna compensación de salida; una fórmula similar a la que ya se empleó en el caso de Ivan Rakitic y el Sevilla con un fijo bajo y unas variables más o menos complicadas de conseguir.

Las últimas negociaciones se han encaminado a ajustar las peticiones del uruguayo respecto a la liquidación de su contrato con el Barça, la petición azulgrana de cierto traspaso y la capacidad de la Juve para contentar las peticiones económicas del futbolista y del club catalán.

Luis Suárez ya tendría un acuerdo con la Juventus en base a un contrato de dos años con opción a un tercero con una parte fija de 6,5 millones de euros, mientras que con las bonificaciones podría llegar hasta los 10 millones. La buena predisposición azulgrana, dispuesta a no exigir una cantidad alta para facilitar su salida, favoreció este acuerdo.

En el aspecto burocrático, queda pendiente el examen de italiano, necesario para cerrar los trámites del pasaporte comunitario necesario para firmar por la Juventus.

En Italia explican que en Catalunya, la fecha para la prueba se demoraría hasta octubre, mientras que si se somete a la prueba en Italia, concretamente en la Universidad de Roma Tre contaría con dos fechas para la prueba, una el día 16 y otra el día 23 de septiembre, según ‘La Gazetta’.

Desde Italia aseguran que Luisito debería pensa en estudiar “porque el B1 de italiano no es imposible tampoco tan sencillo”. Evidentemente, nadie quiere dar la impresión de que los trámites son más laxos en función de la persona que lleva a cabo el trámite para lograr el pasaporte.