22.3 C
New York
miércoles, mayo 29, 2024
spot_img
spot_img

Justicia brasileña decidirá si confirma la condena a Robinho por violación

spot_img

El exjugador fue condenado a nueve años de prisión en Italia por su participación en una violación colectiva en 2013

El Tribunal Superior de Justicia de Brasil comienza a analizar este miércoles si homologa la condena a nueve años de prisión impuesta al exfutbolista brasileño Robson de Souza ‘Robinho’ en Italia por su participación en una violación colectiva en 2013.

Los quince magistrados más antiguos de la corte darán inicio a las 14.00 hora local (17.00 GMT) a la audiencia en la que el Gobierno italiano busca que el exjugador del Real Madrid, Manchester City y Milan cumpla la pena en territorio brasileño.

Robinho, de 40 años, fue condenado en firme en 2022 a nueve años de prisión por el Supremo italiano, que le declaró culpable de participar en una violación colectiva a una joven albanesa en una discoteca de Milán, en su etapa como jugador del AC Milan.

Como la Constitución brasileña prohíbe la extradición de brasileños natos, las autoridades italianas solicitaron que el exdelantero, que reside en el litoral del estado de São Paulo, cumpla la sentencia en su país.

Los magistrados del tribunal de tercera instancia no entrarán en el mérito del caso, sino que examinarán si la condena se adecua a la legislación brasileña y, por tanto, si puede ejecutarse en el país, es decir, si homologa el dictamen de la Justicia italiana.

Para que eso ocurra será necesario una mayoría simple, la mitad más uno de los jueces presentes en la sesión, que para arrancar necesita un quórum mínimo de ocho magistrados.

No obstante, el juicio podría llegar a suspenderse, si uno de los miembros de la llamada Corte Especial del Tribunal Superior de Justicia solicita más tiempo para estudiar el caso.

Si la corte confirma el fallo, Robinho aún podrá presentar un recurso ante esa misma instancia para aclarar puntos del dictamen.

Posteriormente, el tribunal enviaría su decisión a un juez de primera instancia, que se encargaría de ejecutar la pena y establecer en qué condiciones se produciría el arresto e ingreso en prisión del exfutbolista formado en el Santos, el club donde brilló Pelé.

La defensa aún podría intentar detener el proceso en la Corte Suprema, la máxima instancia judicial del país.

Robinho defendió su inocencia en una entrevista emitida el pasado domingo en la cadena Record y alegó que la Justicia italiana le condenó por ser una persona de raza negra.

“Fui condenado en Italia injustamente por algo que no ocurrió y tengo todas las pruebas que muestran eso”, aseguró.

Según su versión, tuvo una relación sexual “superficial”, “rápida” y “consensuada” con la víctima y después se marchó a su casa.

La violación ocurrió en 2013 en una discoteca de Milán y en ella participó también un amigo suyo, Ricardo Falco, que fue condenado por ello, y otras cuatro personas que, según Robinho, en ningún momento rindieron cuentas con la Justicia.

“Si mi juicio fuera para un blanco, sería totalmente diferente, sin ninguna duda”, afirmó.

spot_img

Related Articles

spot_img

Destacados