Redacción – El vicepresidente financiero de Motagua, Juan Carlos Suazo, retornó al país y no quiso entrar en detalles sobre el fuerte castigo que le interpuso la Comisión Nacional de Disciplina de ocho partidos sin poder ingresar a un estadio de fútbol y 30 mil lempiras de multa.

Suazo, declaró que lo económico lo va cumplir y se disculpó con la prensa porque no volverá a dar declaraciones.

“Me veré en la situación de no volverlo a atender porque nos han aplicado una ley mordaza en el fútbol hondureño”, dijo Suazo.

Sacó una pancarta que decía “Ley Mordaza” y se marchó del aeropuerto de Toncontín.